*

Sin Suscriptores: lo último de Críticas QLS

5 ENE 2018 / Series

Sin Suscriptores: lo último de Críticas QLS

Reconocidos por la incansable búsqueda de películas funestas, sus ácidos análisis y las piscolas que los acompañan en cada vídeo, el canal que comandan César y Esteban ha sabido hacerse un espacio entre los YouTubers nacionales, pese a romper el clásico molde. En conversación con Mouse, estos amantes del cine repasan sus más de tres años y entregan detalles sobre su flamante proyecto: una web-serie.

Promediando agosto de 2014, César Huispe y Esteban Espinoza, schoperos en mano, dieron el puntapié inicial al que sería uno de sus proyectos más ambiciosos. Motivados por las críticas humorísticas que ofrecía el canal canadiense FanBoyFlicks, decidieron dar vida a su propio espacio en YouTube, centrado en despedazar el -mal- cine nacional desde la vereda del espectador. Más menos así nació, en ese entonces, Películas QLS. Acaso justicieros, su único objetivo, explican, era evitar que la gente perdiera su tiempo en ver filmes derechamente malos.

Mala Leche (2004) de León Errázuriz, crítica que data del 18 de agosto del 2014, abrió los fuegos. Desde entonces, con más de tres años en línea, César y Esteban han subido 170 vídeos. Un camino en el que se han podido apreciar todo tipo de progresos: cambiaron el schop por la piscola y, puteadas mediante, se animaron a explorar otros ámbitos, como videojuegos, series y también canciones. Enterraron Películas QLS para adoptar el nombre con el que hoy son conocidos: Críticas QLS.

César cree que, con el pasar del tiempo, han profesionalizado la pega. “Nos ha costado porque entramos a esto de YouTube sin saber absolutamente nada respecto a edición, iluminación, sonido. Nada. Ahora igual sabemos un poquito más. Todo gracias a tutoriales, Windows Movie Maker y el apoyo de amigos que nos han enseñado harto, como Harryfilms”. La frecuencia de sus vídeos, sin embargo, asume sigue siendo tema debido a los dispares horarios con Esteban.

—¿Cuál fue el momento en el que notan un crecimiento del canal? Más allá de no ser su objetivo, tienen más de 36 mil seguidores.
—El momento en que hayamos visto un crecimiento del canal yo creo que aún no ocurre. Más allá de las menciones que hicieron otros creadores de nosotros, las puteadas de actores y los tweets de Nicolás Lopez, creo que cuando nos bajaron el video de los experimentos sociales fue cuando notamos que estábamos haciendo ruido. Se dieron el trabajo de bajarnos un video y eso fue señal de que se percibía que había algo de verdad en lo que hablábamos, más allá de lo subjetivo de las críticas de películas. Igual, 36 mil suscriptores es súper poco en términos de Youtubers. El canal de nosotros es más de nicho (que no es sinónimo de bueno) y no creo que llegue a las seis cifras siquiera. No es que nos importe tanto en realidad…

—¿Y cómo se llevan con las críticas de sus vídeos?
—Hasta el día de hoy nunca hemos pillado una crítica hacia nosotros que de verdad nos duela y dígamos: ‘oh, ésa fue al hueso’. Siempre las cosas que nos dicen son simplemente falsas: ‘Criticas QLS es un canal facho’. Puta, no lo somos. ‘QLS es misógino y homofóbico’. Puta, más falso que la cresta también. ‘Nos la damos de sociólogos’. Jajaja, es el canal donde menos nos creemos algo.

—‘No sabemos de cine’. En realidad cachamos harto…, que el formato de nosotros sea un poco más liviano y pa’l hueveo no significa que no cachemos una. Claro que si nos comparái con Gonzalo Frías o Hermes el Sabio demás que quedamos chicos, pero es que ellos son monstruos. Para aquellos que dicen que no cachamos una de cine, mi consejo es que hagan ellos un canal. Demás les va bacán.


Sin Suscriptores

El lunes 25 de diciembre, a eso de las 16 horas, Críticas QLS dio un paso más allá y sorprendió con el adelanto de un nuevo proyecto: Sin Suscriptores, su propia web-serie. Y el recibimiento ha sido notable: a una semana de su lanzamiento, el teaser cuenta con más de 20 mil visualizaciones y sólo acumula buenos comentarios. “Quizás cuando salga el trailer oficial meta incluso más ruido”, advierten.

“Nació de aburrimiento no más. Estuve en una pega donde no tuve acceso a internet por dos semanas, así que para matar el aburrimiento empecé a escribir una historia”, cuenta César. “Originalmente, era contextualizar todos nuestros sketchs y chistes recurrentes dentro de un mismo universo: el pan con chicharrón de soya, la escuela de actuación Juan Pablo Saez, la muñeca que toma cerveza, etc. Sin embargo, a medida que fue avanzando el proyecto, optamos por hacerlo derechamente como una web-serie”.

—¿Y cuál es el objetivo de Sin Suscriptores?
—No la hicimos con un objetivo en mente. Más que nada expandir un poco sobre la “mitología” que hay alrededor de QLS y cagarnos de la risa. Sin embargo, cuando entraron más personas a ayudarnos quisimos transmitir el mensaje de que no es necesario limitarse por el dinero para poder hacer algo medianamente decente. Actualmente parece haber una tendencia de creadores de contenidos que necesitan dinero para todo: para un computador nuevo, para una tarjeta de video, para seguir subiendo los mismos videos de mierda intrascendentes, y nosotros sentimos que simplemente no es así. Esto no quiere decir que todo crowdfunding sea malo, si el proyecto es más ambicioso que una simple seguidilla de videos en YouTube. Claro, el dinero ayuda caleta pero no me parece algo imperativo para una serie como ésta, considerando todo lo que aquello implica.

—¿Por qué una web-serie? ¿Hubo alguna inspiración?
—Como dije, originalmente Sin Suscriptores iba a ser presentado al inicio de cada capítulo, como los sketchs con los que solemos abrir. Sin embargo, a veces nos demoramos harto entre un capítulo y otro y se iba a perder el hilo quizás de la historia o, lisa y llanamente, no se iba a entender que era una historia continua. Así que optamos por hacerlo derechamente como web serie. No se si contará como inspiración pero estuvimos ojeando una serie llamada “Gastos Comunes”. Es una serie que nos dio bastante optimismo porque es tan sumamente pésima, que es imposible que la nuestra sea peor.

—¿Quiénes participan en el proyecto?
—Muchas personas nos han ayudado con esto. Cada personaje que participa en la serie fue escrito en la serie deliberadamente, porque son personas que sabíamos iban a ayudarnos. Muchos de ellos se pueden ver en el teaser y otros prefiero no revelarlos de momento. Detrás de cámara hay muchas personas que nos han ayudado a mejorar mucho el producto inicial. Tenemos a Daniel Morales (ex camarógrafo de Random) que se ha puesto con los equipos de filmación, MigueRock (locutor de NiuRadio) está a cargo de sonido, Joaquín Cortés (del canal Pobrecito Mortal), que nos enseñó cuán importante es la dirección de arte y ha hecho súper buen trabajo con eso, y Panchoso, que en realidad no tiene un cargo específico, pero nos ha ayudado mucho en foto y en dirección, del cual no tenemos idea. El recientemente elegido rey de YouTube Ives Algo…, lo de rey de YouTube es como un chiste en realidad, fue “nombrado” así en puntoseguido.cl. También nos ha ayudado caleta en conseguir utilería y hacer contactos que nosotros inicialmente no teníamos.

—En los comentarios les advierten que si la serie es mala, los van a hacer mierda…
—Si nos hacen mierda, está bien. Estamos preparados para eso. Sabemos que por la historia y por la gente que participa, a más de alguno le parecerá un proyecto malo, y está bien. Estamos preparados a que hayan personas a las que no les guste. Eso es salirse de la zona de confort.

—¿Para cuándo tienen previsto el debut?
—Aún no tenemos fecha para el debut, hay escenas que aún debemos grabar y luego viene montaje, que igual está algo avanzado. Sí podemos decir que saldrá este año. Puede ser abril como puede ser diciembre.

—¿Tienen algún otro proyecto en mente para este 2018?
—La verdad no. Hacer esta serie sin ni uno y dependiendo de la disponibilidad de los involucrados ha sido un trabajo harto difícil por lo cual, fuera del canal de Críticas QLS, no tenemos planeado para este año. Lo que sí sabemos es que Sin Suscriptores tendrá segunda temporada, independiente de la recepción del público.

Seguir leyendo