*

Slam Dunk: La pelota no se mancha

16 OCT 2017 / Anime

Slam Dunk: La pelota no se mancha

Uno de los momentos que marcó la serie y que significó un antes y después en Shohoku: La pelea contra Mitsui en el gimnasio.


Quizás una de las frases más recordadas de Diego Armando Maradona es “la pelota no se mancha”, la cual apunta a que sin importar el error que cometamos el deporte nunca es el culpable.

Esta frase del ídolo argentino al momento de retirarse del fútbol profesional no sólo se aplica a este deporte, es una máxima para todos los deportes y Slam Dunk, el anime de baloncesto que marcó a todo una generación, nos hizo ver y sentir esta expresión en todo su esplendor. 

Todo en un arco donde Mitsui quien se había retirado de las canchas de básquetbol, producto de una lesión, decide atacar al equipo de Shohoku a modo de venganza contra el deporte. El equipo se encontraba entrenando y con la llegada de Rukawa, Hanamichi y el regreso de Ryota, tenían posibilidades de acceder al campeonato nacional.

Es por esto que el ataque de Mitsui desencadena una serie de sucesos donde se ve acorralado el equipo ya que si pelean existe la posibilidad de que sean expulsados y no puedan participar de la competencia.

Es por esto que Yosuda, uno de los jugadores de la banca le explica los motivos a Mitsui y le pide que se retiren, pero la respuesta es una sola: un puñetazo en la cara.

Ante la valentía de Yosuda es Rukawa quien decide actuar y comienza a pelear a pesar del riesgo de la expulsión. Lo golpean con un trapero en la cabeza pero el jugador estrella de Shohoku no se detiene y pelea por sus compañeros de equipo.

Todo apunta a que el equipo no podrá salir de la situación sin pelear, pero es justo entonces cuando aparece la pandilla de Sakuragi, quienes deciden tomar el conflicto en sus manos para evitar que los jugadores sean expulsados.

Pero hay un jugador que a pesar del riesgo de expulsión decide continuar peleando… Hanamichi Sakuragi. 

Acá es cuando por primera vez se ve pelear a la banda de Sakuragi de forma seria y más aún la fuerza Yohei Mito, quien se enfrenta con Mitsui y logra derrotarlo sin mayor complicación. 

Por otro lado, Sakuragi se enfrenta a Tetsuo, quien ya había golpeado a gran parte de Shohoku. Este no puede hacer mucho contra la ira de Sakuragi, quien comienza a propinarle una serie de golpes por cada uno de sus compañeros. Cinco golpes uno por cada compañero, además dos extras por la pelota que había quemado con un cigarrillo y el trapero roto. Todo por el equipo y el deporte al que cada día le tomaba más cariño. 

Todo apunta a que la pelea ya está por finalizar y que Mitsui se retirará del gimnasio para siempre.

Es en este momento cuando suenan las puertas del gimnasio y hace ingreso el Profesor Anzai.  Esto genera un gran impacto en Mitsui, quien recuerda su pasado como basquetbolista y la frase que le dijo el profesor en una ocasión “No pierdas la esperanza hasta el último momento”. 

Mitsui se quiebra ante esto y comienza a llorar, porque al final y al cabo sus problemas nunca debió llevarlos a la cancha. Este pide perdón y dice que quiere jugar básquetbol, porque al final del día como dijo el 10 la pelota no se mancha. 

 

 

 

 

Seguir leyendo