*

Los favoritos para convertirse en el Mejor Juego de Mesa de 2019

5 JUN 2019 / Juegos de Mesa

Los favoritos para convertirse en el Mejor Juego de Mesa de 2019

Nueve juegos en 3 categorías diferentes compiten por quedarse con el premio más prestigioso de la industria de los juegos de tablero.


El Spiel des Jahres (literalmente Juego del Año en alemán) es la premiación más antigua y prestigiosa del mundo de los juegos de mesa. Un jurado de expertos de habla germana ha entregado desde el año 1979 el reconocimiento al cual postulan todos los juegos lanzados en el mercado alemán durante los últimos 12 meses.

¿Por qué Alemania? Porque se considera como la cuna de los juegos de mesa modernos y es de donde históricamente han venido los diseños más alejados de la mentalidad norteamericana, que tiende a preferir más el azar y el combate por sobre el diseño estratégico.

La Liebre y la Tortuga fue el primer título reconocido con esta distinción, a los cuales se le sumaron con el tiempo el Rummikub, Los Colonos de Catán, Carcassone, Ticket to Ride, Dixit y muchos títulos más que hasta el día de hoy son considerados esenciales dentro de cada ludoteca.

Azul, de Michael Kiesling fue el ganador del año pasado, consagrándolo como un juego del que se seguirá hablando -y jugando- por décadas. Y es que el criterio de la premiación es precisamente ese: se buscan ideas que sean fáciles de vender, siempre de un perfil familiar, y con un diseño ojalá innovador pero siempre entretenido.

Al principio se entregaba un solo premio al año, pero la industria creció tanto que ahora se entregan 3: El Spiel que es el principal y enfocado a todo público, el Kennerspiel, que es para jugadores más avanzados y el Kinderspiel, que es para público infantil.

Así que conociendo ese contexto ¿Cómo se viene la premiación para este año? Estos son los nominados

Spiel des Jahres

Just One

Just One es un juego que tiene muchos elementos para ganar como Juego del año: Es colaborativo, es de palabras y permite que desde 3 a 7 personas puedan jugar. En Just One, uno de los jugadores tiene que adivinar una palabra en una tarjeta colocada frente a el o ella. El resto tiene que escribir un solo concepto en sus pizarras para tratar de guiarlo. El problema es que todos escriben en secreto y luego, se revelan las pistas y si dos personas colocaron la misma palabra, se cancelan.

Por ejemplo, si el concepto es “Perro“, las palabras podrían ser mascota, pulga, correa, ladrido, policial, etc. Pero si a dos personas se les ocurre la misma, entonces el adivinador no podrá verlas.

Por concepto e innovación, Just One debiese ganar este año, aunque puede que ese no sea el criterio que prime. El juego está editado en español y llega a Chile distribuido por Skyship.

LAMA

La sorpresa de este año para esta nominación es LAMA, un juego de cartas sencillo creado por el legendario diseñador Reiner Knizia, quien ya ganó el premio el 2008 por Keltis. LAMA consiste simplemente en un mazo de cartas con números y fichas. Nada más. Pero es su sencillez la que lo hace perfecto para estar en esta nominación. En cada turno los jugadores pudes jugar una carta con un número igual o de valor +1 que la carta que esté al medio. El objetivo es tratar de deshacerse de todas las cartas y obtener la menor cantidad de puntos posibles, porque acá, los puntos son negativos.

LAMA sigue la senda de otro de los nominados del año pasado: The Mind, un juego también del mismo tamaño, precio y simplicidad que si bien no pudo imponerse ante Azul, sentó un precedente para que juegos de cartas, que suelen ganar solo en contadas ocasiones, también ganen. A su favor está que es independiente del idioma y tiene el peso de su diseñador detrás. El juego será editado en español por Fractal.

Werewords

Y como no hay premiación sin polémica, les presento a Werewords. Este juego de Bezier Games causó polémica porque su diseño es muy parecido al de Insider, un juego de la editorial japonesa Oink Games que apareció un año antes de este título. Ambos juegos utilizan la mecánica de las “20 preguntas”, en donde un grupo de jugadores debe adivinar una palabra o concepto haciendo sólo preguntas que se respondan sí o no. 

Werewords agrega varios elementos que no están presentes en Insider, como tener varios roles ocultos, dos equipos en disputa, el uso de una app para seleccionar las palabras y soporte para un mayor número de jugadores, pero aun así, Oink Games acusó el plagio en redes sociales. Bezier Games respondió señalando que en su momento se acercaron a Oink para licenciar su idea ya que si bien aseguran que estaba siendo desarrollada “en paralelo”, no querían tener estos problemas, aun cuando dicen que el juego es lo suficientemente distinto como para no ser plagio. De todas formas, esta polémica aleja las probabilidades de entregar un premio que siempre opta por lo más salomónico.

Kennerspiel des Jahres

Carpe Diem

Abriendo la categoría de juegos para “conocedores” se encuentra Carpe Diem, juego de Stefan Feld, uno de los diseñadores más reconocidos pero que nunca ha ganado un Spiel des Jahres. Carpe Diem es uno de esos juegos que tienen un montón de rejugabilidad, muchos puntos de victoria y un alto nivel competitivo, pero también usa una mecánica conocida por todos que es la de la colocación de losetas. En cada turno deberás escoger una loseta para colocar en tu campo y al completar edificios o sectores, obtendrás bienes que tendrás que usar al final del turno para venderlos y ganar puntos.

De todos los Feld, es probablemente su juego más accesible -quizás empatado por La Isla– y tiene altas probabilidades de ganar por lo mismo, aunque en contra están errores de producción que hacen que varias fichas tengan colores similares y que francamente la temática no podría ser más seca. Editado en español por Maldito Games y distribuido en Chile por Devir.

Detective

Quien podría dar la sorpresa este año es Detective, juego de Portal Games que trae una experiencia narrativa complemente nueva al mundo de los juegos de mesa. Detective es un juego de investigaciones como ningún otro: se juega por capítulos que entrelazan una historia gigante y usa un sitio web ficticio que opera como base de datos de la policía. Es un colaborativo en donde hay que discutir teorías, seguir pistas e ir contra el reloj para perseguir líneas de investigación que puede que no lleven a nada.

Detective asume, además, hechos de la vida real que pueden Googlearse y que sirven para poder desenredar la trama del misterio completo. Por su propuesta innovadora puede que se lleve los laureles. Editado en español por Maldito Games y distribuido en Chile por Devir.

Wingspan

Si fuese un concurso de belleza, Wingspan ganaría por lejos. Sus 170 cartas con aves diferentes y dibujadas a mano, sus huevos de plástico, sus dados de manera y hasta su torre para lanzar dados con forma de pajarera adornan de manera perfecta un juego típico de creación de maquinarias en una carrera para ganar la mayor cantidad de puntos.

Y si bien Wingspan es, de los tres nominados acá, el más aclamado en BoardGameGeek, su elevada producción puede también ser su principal rival a la hora de ganar el premio, ya que es el más caro de todos los nominados y no por un margen bajo. Una nominación más bien testimonial y para traer los ojos de los interesados en el mundo de estos juegos, pero que por los parámetros vistos en años anteriores, es quien la tiene más difícil, pero no imposible. Editado en español por Maldito Games y distribuido en Chile por Devir.

Kinderspiel des Jahres

Finalmente, de los nominados a mejor juego infantil no se puede decir mucho. Por algo su premiación se hace aparte de las otras dos, y dos de los tres nominados de este año son versiones para niños (y por  lo mismo, más sencillas) de juegos que ya existen.

Está Concept Kids, basada en el popular juego de adivinar conceptos utilizando figuras predeterminadas en un tablero.

También está Magic Maze Kids, de nuevo, la versión aun más simplificada del caótico pero entretenido juego colaborativo que funciona de manera simultánea.

Y finalmente, La Banda de la Granja, otro cooperativo hecho por Haba -los expertos en juegos infantiles- en donde lanzando dados se intentará llevar a todos los animales a la granja sin que pierdan el camino.

¿Quién ganará en esta categoría? Para la mayoría de los jugadores es casi anecdótico, pero no para sus editores, ya que una simple nominación y para qué decir, ganar el Spiel des Jahres, aumenta la venta de un título en al menos 100 mil unidades más de lo presupuestado.

Seguir leyendo