*

Michael Kelly se refiere por primera vez a la salida de Kevin Spacey en House of Cards

18 ABR 2018 / Series

Michael Kelly se refiere por primera vez a la salida de Kevin Spacey en House of Cards

El actor que interpreta al fiel Doug Stamper dice que la filmación de la última temporada de la serie ha sido dura sin la presencia de su protagonista.

Seis meses atrás, la producción de la exitosa serie de Netflix House of Cards, tomó la determinación de marginar del elenco al protagonista y rostro de la serie durante todas sus temporadas: el actor Kevin Spacey, quien dio vida al ambicioso y carismático Frank Underwood, tras conocerse denuncias de abuso sexual en contra del ganador del Oscar.

Aun así, la cadena tomó la determinación de llevar a cabo la sexta y última temporada de la serie, aun sin la persona que le dio vida, centrándose en la historia de Claire Underwood (Robin Wright), quien convenientemente había llegado a la presidencia de los Estados Unidos en el último episodio emitido de la serie. Pero si bien las relaciones entre Frank y Claire siempre fueron ásperas y complejas, hubo un personaje en particular que a través de la serie profesó una lealtad a prueba de balas hacia Underwood: nos referimos a Doug Stamper, el jefe del equipo de Frank Underwood, interpretado por Michael Kelly.

Y justamente fue Kelly quien decidió hablar por primera vez, en una entrevista con Variety, sobre como ha sido el proceso de grabación de la última temporada de la serie sin su protagonista.

“Tengo una mezcla de emociones, porque yo estuve con él todos los días de grabaciones”, dice Kelly, quien compartió la mayoría de sus escenas de la serie junto a Spacey a través de los 65 episodios en los que participó.

“Se siente muy extraño volver a los mismos sets, mismos escenarios y de pronto estar con gente totalmente distinta. No sé como ponerlo en palabras, pero obviamente hubo un millón de emociones Pero no quiero hablar mucho de ello porque fue muy triste de muchas maneras”, asegura el actor, quien da a entender que por un lado se siente triste de no poder terminar la serie con su compañero, pero las circunstancias en las que se fue del set no permiten que se sienta del todo triste.

Pero más allá de eso, Kelly está contento de poder trabajar más directamente con Robin Wright. “Por suerte ella se convirtió en Presidenta al final de la última temporada, o nuestros personajes estarían bastante mal para este nuevo ciclo”.

Seguir leyendo