*

Stan Lee condena “el odio, la intolerancia y el fanatismo”

5 OCT 2017 / Comics

Stan Lee condena “el odio, la intolerancia y el fanatismo”

El emblemático creador e histórico editor de Marvel Comics envió un mensaje en el que invita a toda "la gran familia humana".


Stan Lee durante décadas no le ha hecho el quite a dar a conocer su postura sobre las problemáticas sociales. De hecho, una de sus creaciones, los populares X-Men, han abordado directamente la discriminación y los problemas de las minorías que son rechazadas.

Pero ahora en un video compartido por Marvel, Stan Lee saludó a los “héroes” y afirmó que “Marvel ha sido siempre y siempre será un reflejo del mundo“. Como parte de un mensaje que se instala en un escenario racial que marca al debate en Estados Unidos, el chairman emeritus de la compañía condenó los actos de racismo y recalcó que Marvel y sus historias acogen a toda la humanidad.

Ese mundo puede cambiar, pero lo que no cambiará será la forma en que contamos nuestras historias de heroismo.  Esas historias tienen espacio para todos, sin importar su género, raza, religión o el color de su piel“, destacó.

Para la única cosa para la que no tenemos espacio es para el odio, la intolerancia y fanatismo. Ese hombre a tu lado, es tu hermano. Esa mujer ahí, es tu hermana. Y ese niño caminando, quién sabe, podría tener la fuerza proporcional de una araña“, agregó Stan Lee.

Todos somos parte de una gran familia, la familia humana y todos venimos juntos en el cuerpo de Marvel. Y tú, tú eres parte de esa familia, del universo Marvel que se mueve hacia adelante hacia grandiosa gloria. En otras palabras, ¡Excelsior!“, finalizó.

 

En agosto pasado, Stan Lee republicó una de sus antiguas columnas a través de Twitter, en la que sostenía que: “El racismo y el fanatismo están entre los males sociales más mortales que están plagando el mundo de hoy”.

“Pero, a diferencia de un equipo de supervillanos disfrazados, no pueden ser detenidos con un puñetazo en el aire o un disparo de un arma de rayos.La única manera de destruirlos, es exponerlos, para revelar el mal insidioso que realmente son“, afirmó en 1968.

Seguir leyendo