*

El rol protagónico de Stan Lee en la rivalidad de Marvel y DC

12 NOV 2018 / Comics

El rol protagónico de Stan Lee en la rivalidad de Marvel y DC

La pelea de las editoriales abarca desde mediados del siglo pasado hasta nuestros días, pero un capítulo de su historia está marcado a fuego por Lee.


La muerte de Stan Lee ha unido al mundo del cómic, que independiente de sus colores ha salido a despedir al co-creador de personajes como los X-Men y Spider-Man.

Sin embargo, la partida del hombre que por años fue editor de Marvel Comics nos recuerda la eterna rivalidad de esta editorial con DC, de la cual Lee fue un actor de primera fila e incluso impulsor durante varios años.

La rivalidad entre DC y Marvel es una de las más antiguas del mundo del cómic, por lo que para entender el rol de Lee en esta batalla de nunca acabar tendremos que remontarnos a cuando todavía ni siquiera existía “la Casa de las Ideas”.

 

La tregua inicial

Durante la era dorada del cómic las editoriales más grandes eran National Comics (DC Comics) y Dell Comics, que producía historias de superhéroes y personajes de Disney. Ambas tenían públicos tan diferentes que no eran competencia la una para la otra.

Por su parte lo que posteriormente sería conocido como Marvel en ese entonces circulaba bajo en nombre de Atlas Comics, una editorial que no estaba en condiciones de competir ni con National Comics ni con Dell Comics.

Pero Atlas y National Comics tuvieron su primer acercamiento en 1958, cuando Atlas tuvo problemas con el contrato de circulación de sus revistas y estaba en riesgo de desaparecer. Una instancia que propició que National Comics le permitiera repartir sus publicaciones a través de su propia empresa distribuidora.

Eso si, Atlas debía respetar una cuota de publicaciones mensuales que comienzo fue de 8 números, pero con el tiempo se fue flexibilizando.

En 1961, la edad dorada de los cómics había terminado y Marvel comenzaba a vivir su propia era gracias al exitoso debut de Los Cuatro Fantásticos. Pero el incipiente éxito en las manos de Stan Lee se acrecentó cuando con Steve Ditko creó a Spider-Man en 1962.

El nuevo fenómeno de la Casa de las Ideas pronto atrajo la atención de los lectores que ya empezaban a apuntar a la competencia. Sin embargo, en esos días Lee solo tenía palabras de cortesía para las demás editoriales.

En 1963 un fan escribió una carta a Amazing Spider-Man explicando lo mucho que apreciaba la creación del terpamuros y Los Cuatro Fantásticos, pero que ya no encontraba buenas las cosas de las otras editoriales. “No sé si sus cosas se han deteriorado o ustedes han mejorado mucho, pero ahora la competencia parece ¡echh!“, argumentaba la carta.

Lee le respondió por el mismo medio. “Apreciamos tus halagos Paul, pero creemos que es necesario hacer una pausa para hablar contigo y todos los fans. No creemos que sea justo que menosprecien otros grupos de revistas para alabar el nuestro. Después de todo, es un tema de gustos, y probablemente hay muchas personas que prefieren las publicaciones de nuestra competencia.”

“Hay muchas personas talentosas produciendo historias bien escritas y dirigidas en otras casas aparte de Marvel”, continuó Lee. “Aunque admitimos que tratamos de hacer los mejores cómics posibles, sentimos que no es apropiado comentar sobre otras revistas ajenas a las nuestras es estas páginas. ¿Okay?”

”Todos copian a Marvel”

En los años posteriores, DC seguía siendo el líder indiscutido de la industria. Sin embargo, a Marvel también le estaba yendo bien. Tanto que los demás actores de la industria (DC incluido) tuvieron que prestarle atención.

En este período de éxito para Marvel, Stan Lee había perfeccionado su personaje en su columna al interior de los números de Los Cuatro Fantásticos, creando una línea de respuesta directa con sus fans donde aprovechaba de promocionar otros títulos de la editorial.

La idea de la columna derivó en 1965 en los Bullpen Bulletins, un espacio que era una página en todos los cómics de Marvel donde Lee podía hablar de varias cosas y promover las nuevas entregas de la compañía.

En una de las primeras ediciones de Bullpen Bulletins, Stan Lee dijo que varias editoriales parecían estar alterando sus historietas para hacerlas más parecidas al trabajo de Marvel. Así, poco a poco se comenzaban a acabar las palabras cordiales del co-creador de Hulk.

¿Han notado como las empresas X, Y, y Z han estado dándose golpes tratando de imitar el ahora famoso estilo Marvel? ¡De repente comenzamos a encontrar versiones aguadas de nuestras tramas intrigantes y diálogos devastadores por todas partes! ¡Pero vamos ha hacer algo inaudito!¡Esto demostrará finalmente que tenemos un gran corazón!” sentenciaba Lee en el boletín. “¡Lo haremos más fácil para esos cobardes! Para hacerles más fácil el trabajo de imitar nuestro estilo inimitable  estamos pensando en venderle algunos de nuestros guiones viejos ¡Así podrán estar seguros que tienen el mismo tipo de historias que el Poderoso Marvel! Sentimos que se lo deben a los lectores que les quedan. (Naturalmente estamos bromeando, pero les apostamos que algún payaso de la otra compañía nos llamará preguntando por el precio de esos viejos cuentos).

A estas alturas los competidores eran las marcas X, Y, y Z, nada de DC Comics en específico. Aún.

La carta de Lee que acaban de leer inspiró una respuesta por parte de DC en las hojas de una de sus historietas.

En Adventure Comics #350 E. Nelson Bridwell se burló de la acusación de que “todos estaban copiando a Marvel”  mediante una frase de Chameleon Boy de la Legión de Superhéroes.

La referencia no pasó inadvertida, y un fan escribió a Amazing Spider-Man #47, alertando a Lee

Mientras hojeaba un cómic de la Marca Echh me encontré con algo que me enfureció. ¡Un personaje de cara naranja que pertenece a un grupo de súper tontos se convirtió en araña y atacó a un monstruo con su telaraña! Luego dijo: ‘En caso de que un cierto personaje con cabeza de red piense que estoy robando su idea, me gustaría recordarle que he estado cambiando a todo tipo de formas extrañas mucho antes de que él caminara por su primera pared’. Como sabes ¡Se estaba refiriendo a nuestro Spidey!

“Ustedes, por lo general, hacen sus referencias a la Marca Echh de una manera bromista y simpática; y nunca han apuntado a ninguna revista o personaje de la competencia. Pero ellos se están poniendo desagradables. Creo que realmente deberías ignorarlos. Nunca he escrito antes, pero cuando vi esa declaración simplemente tuve que hacerlo ¡Sus cómics son los mejores!”, describía la carta publicada por Marvel Comics.

Lee respondió señalando que había recibido muchas cartas de los marvelitas comentando la situación, pero afirmó que: “¡Cualquier golpe nos impulsa y nuestros competidores mal aconsejados nos han estado motivando por todos lados!

Finalmente el editor añadió que le gustaría que la gente escribiera por otras razones que quejarse de lo que hacía su competencia.

Na na na Batman

A inicios de 1966 debutó la serie televisiva de Batman y comenzó un nuevo auge de los cómics de superhéroes.  Estaban apareciendo nuevas editoriales y las ya existentes le dieron una segunda oportunidad a algunos de sus perosnajes. Estas nuevas empresas se inspiraron en el modelo de Marvel, en desmedro de lo creado por DC.

Este fenómeno desató la ira de Stan Lee, quien en una de sus famosas editoriales señaló que Marvel Comics era para personas inteligentes, mientras que las otras compañías no lo eran. Algo parecido al argumento que algunos hoy usan para defender las películas de DC argumentando que son “complejas”.

En esa declaración previa a Amazing Spider-Man #47, Lee acuñó el término “Marca Echh” para referirse a todas aquellas compañías que no fueran Marvel, sin embargo, a los fans les costó entender que no se refería exclusivamente a DC por lo que el escritor tuvo que publicar una nueva columna.

Pese a que DC se había mantenido al margen de las acusaciones de Marvel, el creador Bob Haney se rió un poco de la Casa de las Ideas en las páginas de Brave and the Bold #68  donde convirtió a Batman en Bat-Hulk.

Pero eso no fue todo ya que la libertad creativa de DC también le permitió a Haney hacer eco del “todos están copiando a Marvel” de Stan Lee en Brave and the Bold #74.

Parodias iban, parodias venían:

En 1967 Stan Lee llevó la pelea entre DC y Marvel a un nuevo nivel, cuando publicó una serie de cómics llamados Not Brand Echh (No es la Marca Echh), que a esas alturas había pasado a ser el alías exclusivo de DC para las publicaciones de Marvel.

Esta serie parodiaba a los personajes de ambas editoriales bajo el lema¿Quién dice que un cómic tiene que ser bueno?

Posteriormente Lee trató de “disculparse” por llamar a DC “Marca Echh”, asegurando que no los volvería a tratar así. Excepto por la serie de cómics dedicada a eso.

Ante este ataque director DC no se quedó de brazos cruzados y creó sus propias parodias a Marvel.

En esa batalla E. Nelson Bridwell, quien anteriormente y había disparado contra Marvel, introdujo algunos personajes parodia a la editorial en las páginas de Inferior 5 #7.

Así, la venganza de la casa de Superman incluía chistes sobre por qué el Thor de Marvel no era como su contraparte de la mitología nórdica.

O una particular versión de Namor llamada “The Submoron” un apodo que en inglés mezcla los términos submarino e idiota.

Unos números después DC incluyó más personajes de Marvel en Inferior 5 e incluso los mostró derrotados en la portada.

A comienzos de los ’70 las cosas comenzarían a subir de tono, y  DC comenzó a ser más duro a la hora de responderle a Marvel.

En 1970 DC enlistó a Jack Kirby,  una de las piezas fundamentales de la Casa de las Ideas y creador de personajes como Capitán América, Los Avengers, Los X-Men, Silver Surfer, entre otros.

Un año más tarde, bajo el alero de DC,  Kirby publicó Mister Miracle #6 donde incluyó una parodia a Stan Lee y Roy Thomas bajo los apodos “Funky Flashman” y “Houseroy”.

En la historia Flashman es un hombre de negocios que trata de lucrar con el talento de Mister Miracle. Algo que esta parodia busca conseguir disfrazándose con un peluquín y bigote falsos para ganar la confianza de Scott Free.

Finalmente su plan funciona y Funky hace que el héroe revele el secreto de sus habilidades: una caja madre.

Con la información,  Flashman procede a robar el artefacto y abrirlo en su apartamento.Pero lo que el villano no sabía era que abriendo la caja provocaría la ira de las Furias Femeninas de Apokolips.

Flashman logra huir, pero deja su asiente Houseroy a merced de las Furias.

Pese a que esta era una parodia, Lee entendió la referencia y se sintió ofendido por el trabajo de Kirby. Tanto que cambió su peluquín y afeitó su barba para no parecerse a Funky Flashman.

La breve paz después de la tormenta

Poco después del debut de Flashman, Stan Lee fue promovido a cargos más administrativos en Marvel Comics y Roy Thomas asumió el rol de editor jefe.

En los siguientes seis años, Thomas fue sucedido por Len Wein, Marv Wolfman, Gerry Conway y Archie Goodwin en la silla editorial, y ninguno de ellos estaba interesado en pelear con la DC porque muchos habían trabajado para “la competencia” antes de llegar a Marvel.

Pero todo volvió a cambiar en 1978, cuando Jim Shooter fue nombrado redactor en jefe de Marvel.

Jim Shooter recordó que Stan Lee había dicho que DC le había sugerido que no tuviera a Wonder Man como personaje debido a  la existencia de Wonder Woman. En ese momento, Lee estuvo de acuerdo y decidió matar a Wonder Man.

Sin embargo, años más tarde Marvel tuvo su propio Power Man (Luke Cage) y luego DC presentó a Power Girl.

Shooter sintió que esa situación era injusta e hizo que Marvel regresara a Wonder Man como en una especie de venganza.

Pero este pequeño altercado no alteró mucho el panorama de las relaciones entre Marvel y DC durante este período que fueron los suficientemente cordiales para que ambas compañías comenzaran a hacer crossovers.

Así Spider-Man y Superman se reunieron un par de veces, e incluso Batman hizo equipo con Hulk.

Sin embargo, estas reuniones llevaron al siguiente nivel en la rivalidad de ambas compañías.

Avengers vs La Liga de la Justicia

En 1983, DC y Marvel habían acordado hacer un crosssover entre los Avengers y La Liga de la Justicia. La historia sería dibujada por George Perez y escrita por Gerry Conway y Roy Thomas. Sin embargo, todo se derrumbó.

Pese a que Perez ya había comenzado a dibujar el proyecto, la historia nunca se materializó. Ambas compañías se culparon públicamente y la discusión y los rumores llegaron a tal nivel que Marvel explicó su versión de los hechos en una editorial en Marvel Age #19  en 1984.

En la publicación, Marvel argumenta que nunca le dio luz verde a la historia creada por DC indicando que Shooter la encontró “incoherente”. Esto llevó a que el proyecto se retrasara más de lo proyectado, desmoronándose finalmente a causa de malos entendidos entre los editores.

En la otra vereda, Dick Giordano, editor ejecutivo de DC, respondió en su columna Meanwhile…(Mientras tanto…).

En la publicación titulada Justice League of America vs. The Avengers: The Death of a Dream Giordano señaló que Marvel Age #19 era la versión de la Casa de los Ideas de los hechos y que sus cartas a Shooter habían sido editadas.

“Me provoca curiosidad que nadie haya tomado el crédito por la autoría del artículo en Marvel Age (…) Ustedes verán mi firma en la parte superior de esta columna, así que por lo menos sabrán quien es responsable por todo lo escrito aquí”, sentenció Giordano.

También por el lado de DC George Perez estaba particularmente enojado con Shooter porque sintió que el ejecutivo de Marvel estaba dilatando el proyecto para que él lo dejara.

Todos los demás crossovers  fueron cancelados, incluyendo New Teen Titans/X-Men que sería una continuación a la historia que Walter Simonson dibujó en 1982. Además se suponía que Perez, el hombre tras Crisis on Infinite Earths, también dibujaría ese cómic que nunca se concretó.

Tras la polémica, Jim Shooter se convirtió en el blanco de las bromas de DC.

En las páginas de Legends #5 John Ostrander y Len Wein convirtieron a Shooter en un personaje apodado Sunspot, que era claramente una parodia a Star Brand, el nuevo personaje del universo Marvel.

Why can’t we be friends?

Cuando Shooter fue despedido de Marvel en 1987, la rivalidad con DC murió nuevamente. Ni Paul Levitz  (DC), Tom DeFalco (Marvel) o Bob Harras (DC), tenían interés en seguir con las disputas de sus predecesores. Ambas editoriales incluso volvieron a hacer corssovers y compartir sus personajes.

Las compañías incursionaron en el proyecto DC vs Marvel que dio pie a la línea Amalgam Comics, un esfuerzo en conjunto por crear un universo con “amalgamas” de sus personajes más icónicos. En esta serie de publicaciones se originaron: Dark Claw, la amalgama entre Batman y Wolverine; y Supersoldier, el híbrido entre Superman y Capitán América, entre otros personajes.

Ya en el 2000 Marvel cambió nuevamente sus cargos directivos. Joe Quesada asumió como editor en jefe y Bill Jemas como nuevo jefe de operaciones y ambos estaban más que dispuestos a regresar a la eterna rivalidad entre editoriales.

“Me gustaba cuando la dos compañías se odiaban. Hacía todo mejor para los fans. Sabes, si te gustaba DC, entonces odiabas Marvel. Si te gustaba Marvel, entonces odiabas DC”, declaró Quesada en una entrevista en 2001.

El editor en jefe estaba buscado una discusión y añadió: “¿Que mierda es DC en todo caso? Estarían mejor llamándose AOL Comics. Por lo menos la gente sabe lo que es AOL. Me refiero, a que ellos tienen a Batman y Superman y no saben que hacer con ellos”.

El interés por atacar al rival llevó a Bill Jemas a escribir una parodia al Superman llamada a Marville, cuya primera portada imitaba el estilo de la recién estrenada serie Smallville.

En ese cómic Kal-AOL Turner, hijo de Ted Turner y Jane Fonda, era un joven sin poderes que era enviado al futuro mediante máquina del tiempo hecha con consolas de videojuegos. Pero pese a no tener poderes, Kal-AOL quería ser un superhéroe.

En 2005, el escritor de Marvel J.Michael Straczynski también atacó a DC en Amazing Spider-Man #516. Mediante una noticia en la televisión, un periodista explicaba la baja en las acciones de Time-Warner por culpa de DC Comics.

En la última década, sin embargo, Marvel y DC se han mantenido en paz a nivel editorial. Pese a que Deadpool ha hecho algunas menciones a DC en sus cómics, el mercenario no ha generado mayor controversia- Wade Wilson bromea con todos en realidad-.

De hecho, también hay que mencionar que el famoso crossover Avengers/JLA logró ser publicado en 2003 gracias a un acuerdo entre ambas editoriales. La reunión entre los héroes más famosos fue escrita por Kurt Busiek y dibujada por George Pérez.

Sin embargo, con la creciente popularidad de las adaptaciones cinematográficas y televisivas, la rivalidad se ha trasladado desde mundo de los cómics.

Si bien es cierto, ya no hay acaloradas cartas ni cómics exclusivamente dedicados a pelear con la competencia, los fans de ambas editoriales se han encargado de encender nuevamente las comparaciones y rivalidades dando paso a un nuevo capítulo en la histórica pelea.

Pero no importa en que arena sea este combate, siempre un capítulo de su historia, y quizás el más sabroso, estará marcado por la figura de Stan Lee. El recordado editor de Marvel Comics que pasó años en dimes y diretes con DC.

De hecho, varios años después de dejar su puesto como editor en Marvel, Lee seguía burlándose de DC como pueden ver en el siguiente video.

Seguir leyendo