*

Star Wars y el vuelo hacia el infinito de una emblemática introducción

25 MAY 2017 / Cine

Star Wars y el vuelo hacia el infinito de una emblemática introducción

La clásica cortina de texto inicial de la saga fue diseñada por Dan Perri. Es una de las secuencias de título más icónicas del cine.


Un vasto mar de estrellas sirve de fondo para el título principal.
Tambores de guerra hacen eco a través de los cielos mientras una cortina lentamente se arrastra hacia el infinito

Con esas palabras, George Lucas describió en el tercer borrador de su guión al escenario del texto introductorio característico de Star Wars.

Pero la cortina inicial de texto no fue realizada en otra galaxia, sino en una bodega de Van Nuys, en el valle de San Fernando en California.  En ese lugar, la secuencia de título se creó para fijar el tono de la película e introducir a la audiencia a otro mundo. Es una de las marcas cinematográficas más emblemáticas.

Es uno de los momentos más importantes de la historia del cine. Uno que al día de hoy eriza los pelos. Quizás las nuevas películas nunca tendrán el mismo impacto, o quizás nunca estarán al nivel de antaño, pero siguen poniendo la carne de gallina cada vez que escuchamos la estruendosa fanfarria de John Williams mientras aparece en pantalla la marca registrada que da pie a cada historia de la saga Skywalker.

En el original estaba la música de 20th Century Fox. El logo de Lucasfilm. La frase. ¡La frase!. “Hace mucho tiempo en una galaxia muy, muy lejana”. El fade out. El logo de Star Wars diseñado por  Suzy Rice y revisado por el director Joe Johnston, quien en ese tiempo trabaja en la división de efectos especiales que posteriormente se convertiría en Industrial Light & Magic.

Una vez que el logo aparece en pantalla, nuestra mente se transporta a las estrellas. Para muchos, también es un viaje hacia la niñez y el cuento de la búsqueda de la libertad ante el maligno Imperio Galáctico.

“Es un período de guerra civil. Las naves espaciales rebeldes, que atacan desde una base oculta, han ganado su primera victoria contra el malvado imperio galáctico.

Durante la batalla, espías rebeldes consiguieron robar los planos secretos del arma más reciente del imperio, la Estrella de la Muerte, una estación espacial blindada con el poder suficiente para destruir un planeta entero.

Perseguida por siniestros agentes del imperio, la Princesa Leia se dispone a regresar a su hogar a bordo de su nave, custodiando los planos robados que pueden salvar su pueblo y restablecer la libertad en la galaxia”

Originalmente Fox estaba en contra de esta idea. Quizás un narrador era mejor idea, penaban. Pero una vez que el director Brian de Palma, amigo de George Lucas y una de las personas que criticó más fuertemente la primera versión que le exhibieron de la película, ayudó a reescribir el exceso de texto expositivo, el estudio fue convencido de generar la clásica idea.

A partir de ahí, el diseñador Dan Perri concretó un diálogo y presentaciones de prueba que tras meses de trabajo logró convencer a George Lucas.

La introducción a la historia fue inspirada por los clásicos seriales que emocionaban a George Lucas, como Buck Rogers y Flash Gordon. También parte importante fue un clásico western llamado Union Pacific, dirigido por el legendario Cecil B. DeMille (Los Diez Mandamientos), que entregó la base de la idea que terminó de germinar Perri.

Para concretar el título se hizo uso de una cámara de animación de 35mm, con un movimiento de un solo cuadro, de la compañía de efectos ópticos Modern Film Effects. Dan Perri y el camarógrafo Mike Minkow solo podían filmar un máximo de ocho cuadros por segundo, pero bastaba para el plan de Perri quien movió la cámara sobre el texto para encuadrar, ajustar y reajustar las palabras y el espaciado necesario para que el texto fuese legible en pantalla grande.

Aunque durante la post-producción se hizo uso provisional del tema inicial de Ivanhoe (1952) de Miklós Rózsa, no fue sino hasta que John Williams terminó la música, que la clásica cortina de texto inicial tomó su emblemática forma que mezcla tipografía y música para dejarnos en claro que una historia de escala gigantesca está por comenzar.

Seguir leyendo