*

El día que Studio Ghibli envió una katana a Harvey Weinstein

22 FEB 2018 / Cine

El día que Studio Ghibli envió una katana a Harvey Weinstein

El exitoso estudio japones no quería que el infame productor metiera sus tijeras en Princesa Mononoke así que le envió un amenazante mensaje.


Antes de las múltiples acusaciones de abuso sexual, Harvey Weinstein era un hombre poderoso al interior de la industria cinematográfica.

Weinstein dominaba una parte no menor de Hollywood, coleccionando estatuillas de la Academia al por mayor, lo que le permitía hacer y deshacer a su antojo. Varias veces editó películas a su gusto, sin respetar el proceso creativo detrás de los productos, por lo que se ganó el apodo de “Harvey Scissorhands” (“Harvey manos de tijera”).

Muchas películas no se salvaron de sus recortes, un caso emblemático fue Gangs of New York, de Martin Scorsese que fue cortada en cerca de una hora. Sin embargo, un estudio no resistiría que Weinstein arruinara su película.

En 1997. Weinstein lideraba Miramax Films, una subsidiara de Disney que estaba a cargo del lanzamiento estadounidense de Princesa Mononoke, la exitosa producción de Studio Ghibli.

En ese entonces, el productor planeaba aplicar sus tijeras y modificar la película para “el público” estadounidense, pero el estudio no estaba contento con eso, especialmente el director Hayao Miyazaki.

Según rumores de la época Miyazaki le envió una katana a Weinstein amenazándolo para que  no cortara su producción. Pero según reveló The Guardian en 2005, el animador no estuvo detrás del particular envío.

“En realidad, mi productor lo hizo”, declaró Miyazaki a The Guardian, refiriéndose al eterno productor de Ghibli, Toshio Suzuki. La katana que fue enviada a Weinsten era real e iba acompañada de una inscripción que decía “sin cortes”.

“Aunque si fui a Nueva York a conocer a este hombre, este Harvey Weinstein, y estaba impactado con este ataque agresivo y todas las demandas por cortes” añadió el director de El Castillo Ambulante.

Sin embargo, el brillante estudio de animación japones derrotó a Weinstein, y Princesa Mononoke se estrenó con su versión original la que se ha mantenido hasta hoy.

“Lo vencí”, señaló riendo Miyazaki hace 13 años.

Seguir leyendo