*

Dictaminan que Trivago engañó a consumidores sobre las tarifas de hoteles

21 ENE 2020 / Tendencias

Dictaminan que Trivago engañó a consumidores sobre las tarifas de hoteles

La compañía infringió la Ley del Consumidor de Australia al poner representaciones engañosas sobre las habitaciones de hoteles en su publicidad y sitio web.

La Corte Federal Australiana dirimió que, desde diciembre del 2016, Trivago entregó información no confiable respecto a las calificaciones de las habitaciones de hoteles, tanto en su publicidad televisiva como en su plataforma en línea. La corte condenó a la empresa por no cumplir la Ley del Consumidor de Australia, ya que esto es considerado publicidad engañosa.

La compañía promociona su habilidad de encontrar rápidamente las tarifas más bajas para las habitaciones de ciertos hoteles, pero en realidad el algoritmo de Trivago proponía al usuario el hotel que más le había pagado a la empresa para aparecer mejor posicionada en su sitio.

Es decir, las cuotas por click que pagan ciertos hoteles determinan su lugar en el ranking de Trivago y a menudo no muestra las opciones más baratas para los usuarios.

“El ranking de hoteles de Trivago está basado en cual hotel estaba más dispuesto a pagarle a la compañía”, afirmó Rod Sims, parte de la Comisión Australiana de la Competencia y del Consumidor (ACCC). “Al presentar una oferta como una de las mejores en su página web, Trivago estaba diciendo que esa oferta era la más barata disponible o que tenía algo que la hacía la mejor oferta, cuando en la mayoría de los casos no era cierto”, agregó.

Asimismo, la corté también consideró que el diseño de la página, al mostrar precios tachados o textos en diferentes colores, daba a los usuarios una falsa impresión de ahorro, ya que estas características solían comparar el precio de un cuarto normal con el de una habitación de lujo.

“Decidimos presentar este caso porque consideramos que el comportamiento de Trivago es escandaloso. Muchos consumidores fueron engañados por su manera de exhibir precios, creyendo que habían conseguido buenos descuentos”, explicó Sims.

La decisión de la corte australiana manda un fuerte mensaje a otras plataformas que aclaman entregar los mejores precios y ofertas, haciendo un llamado a que la publicidad debería ser clara y sincera con los consumidores. Pronto se realizará una audiencia para resolver las sanciones para Trivago.

 

Seguir leyendo