*

Twitter suspende a usuario que amenazó de muerte a un mosquito

30 AGO 2017 / Tecnología

Twitter suspende a usuario que amenazó de muerte a un mosquito

La cuenta de un usuario japonés fue bloqueada luego de que la red social detectara que estaba usando lenguaje abusivo tras ser picado por un insecto


En los últimos años, Twitter se ha convertido en un lugar muy inseguro. Utilizando la excusa del anonimato, la red social se ha llenado de usuarios que aprovechan la total libertad para decir lo que se les antoje para insultar y amenazar a cuanta gente se les ocurra. Esta es una de las razones por las que el sitio ha disminuido su cantidad de usuarios y por lo mismo, los dueños de la red social se han encargado de cambiar esta realidad.

Hoy la red dice que ha aumentado en 10 veces sus esfuerzos para tomar acciones contra el cyberbullying y el abuso digital, tanto con vigilancia humana como con la elaboración de algoritmos capaces de detectar de manera automática cuando se están enviando mensajes ofensivos y abusivos.

Y cuándo Twitter dice que están en contra del abuso, lo dicen en serio, ya que en Japón, suspendieron la cuenta de una persona que había escrito una amenaza de muerte contra un mosquito.

El usuario llamado @nemuismywife escribió en la red social del pajarito las siguientes palabras tras haber sido picado por uno de los molestos insectos:

“¡Bastardo! ¿Qué te da el derecho de morderme en todas partes mientras estoy tratando de relajarme y ver televisión? ¡Muere! (De hecho, ya estás muerto)”

Horas más tarde, recibiría un mensaje desde Twitter, explicándole que su cuenta había sido congelada porque habían detectado que había estado enviando mensajes con amenazas, y que su cuenta ya no podía ser reactivada. Básicamente fue expulsado de la red social por amenazar a un mosquito.

El usuario tuvo que volver a la red social con otra identidad y así realizar la denuncia, mostrando tanto el pantallazo de su tweet original como el mensaje que luego le enviaría Twitter.

Evidentemente si leemos el tweet fuera de contexto y sin la imagen, puede verse como una amenaza a cualquier persona, por lo que probablemente fue el sistema automático el que tomó la decisión de denunciarlo y luego congelar la cuenta. Es eso, o realmente Twitter está en una cruzada animalista que no incluye solo a perritos y gatos, sino que también a todo el resto de nuestros hermanos menores. Sea como sea, y por bien de la comunidad, Twitter ya no es un lugar donde uno pueda llegar y amenazar a quien se le ocurra, aunque sea tan pequeño como un mosquito.

Seguir leyendo