*

El CEO de Twitter explica por qué no han suspendido a Alex Jones

8 AGO 2018 / Actualidad

El CEO de Twitter explica por qué no han suspendido a Alex Jones

Jack Dorse señaló que el polémico hombre detrás de InfoWars no ha roto ninguna regla y que conservar sus tweets sirve para investigar.


Luego de que Silicon Valley decidiera por fin declarar persona non grata a Alex Jones, la vociferante voz de InfoWars y de la intolerancia, vimos como de a poco comenzaron a ser suspendidas todas las cuentas vinculadas a sus proyectos en diferentes sitios: los podcasts de Apple, Facebook, Spotify, YouTube, Pinterest y hasta sitios porno anunciaron la suspensión de las cuentas de Jones por violar las reglas de servicio y promover discursos de odio.

Bueno, todos los sitios y redes sociales menos Twitter, donde las cuentas de Jones siguen intactas y de hecho, está usando actualmente para poder defenderse y acusar de una operación de censura por parte del progresismo techie.

Es sabido que Twitter es la red más permisiva en cuanto al castigo de los discursos de odio y contenido inapropiado. No solo por la cantidad de tiempo que una cuenta puede estar sin ser suspendida, sino también por lo fácil que es crear una cuenta y mantener el anonimato. Pero más allá de las especulaciones, Jack Dorsey, co-fundador y actual CEO de Twitter acudió a su red social para explicar, bajo su punto de vista, por qué aun no han suspendido a Alex Jones.

“No hemos suspendido ni a Alex Jones ni a InfoWars. Sabemos que es difícil para mucho, pero la razón es muy simple: el no ha violado nuestras reglas. Lo castigaremos si es que lo hace. Y continuaremos promoviendo una conversación en un ambiente saludable asegurándonos que los tweets no están siendo amplificados artificialmente”.

Y si, es cierto, es probable que Jones no haya violado ninguna de las normas de Twitter, pero eso en el fondo habla de lo permisivo que puede llegar a ser un servicio con una cuenta que divulga teorías sobre conspiraciones en tiroteos para apoyar el control de armas.

Junto con eso, Jack también dijo lo siguiente:

“Las cuentas como las de Jones a veces pueden ser sensacionalistas y lanzar rumores sin fundamentos, así que es crítico que los periodistas documenten, validen y refuten esta información directamente para que las personas formen sus opiniones. Esto es lo que mejor funciona para la conversación pública”.

Es decir, Twitter a pesar de admitir que la cuenta de Jones es sensacionalista y se dedica a propagar mentiras, dice que es importante que Alex Jones tenga voz para poder refutarlo. ¿Y para qué vamos a querer refutarlo si cuando se tiene toda la evidencia, la mínima consecuencia que podrían tener sus actos -perder su cuenta- es negada por el sitio?

Y el problema es que mientras muchos pierden el tiempo demostrando que lo que dice Jones no es más que un puñado de mentiras, el resto de Internet, el que sí le cree y no le interesa saber si es verdad o no, toma sus palabras y las usa como argumentos para seguir con sus discursos, creando nada más que un diálogo tóxico y no precisamente el debate con altura de miras que Jack Dorsey aun cree que ocurre en sus 280 caracteres.

Seguir leyendo