*

Uber no quiere que sepas si fuiste afectado por el hackeo a su servicio

22 NOV 2017 / Tecnología

Uber no quiere que sepas si fuiste afectado por el hackeo a su servicio

La compañía reconoció haber pagado a un grupo de hackers para mantener en secreto el ataque que afectó potencialmente a 57 millones de usuarios.

Aun cuando trataron de ocultarlo, la verdad finalmente se supo. En octubre del año pasado, la empresa de transporte privado Uber sufrió un hackeo en su base de datos que afectó a los datos personales de 57 millones de usuarios y conductores del servicio alrededor de todo el mundo. Estos datos incluía información personal como nombres, direcciones de correo electrónico y teléfonos, además de los números de licencia de conducir de cerca de 600 mil conductores de Uber en Estados Unidos.

Y a pesar de que la legislación en Estados Unidos obliga a las empresas a informar cuando llegan este tipo de ataques, Uber para no ver afectada su reputación más aun después de todas las acusaciones de acoso hechas hacia Travis Kalanick ex CEO de la empresa, decidió pagar a los hackers para borrar los datos y mantener en secreto la filtración de datos. Un secreto que finalmente fue revelado por Dara Khosrowshahi. el nuevo CEO de la empresa, quien al parecer busca distanciarse de la ya oscura reputación de la antigua administración.

Dara señaló que era su labor hablar con la verdad, por lo que sacó a la luz este caso y señaló que como empresa están haciendo todo lo posible para evitar daños a sus usuarios y conductores. El problema con esto es que la empresa no quiere revelar la identidad de los 57 millones de afectados, algo que siempre ocurre en estos casos, donde a través de un correo electrónico y por precaución, siempre se da un aviso para ayudar a cambiar las contraseñas o a estar atentos a cualquier actividad extraña.

Pero en Uber, señalaron que en cambio, han marcado de manera interna a todos los afectados por el hackeo, a quienes se le está regulando para que no ocurra nada dentro del servicio, algo que es irresponsable por decirlo menos, ya que muchas veces los hackeos no se hacen para entrar a servicios específicos, sino que para realizar estafas en otros lugares, aprovechando la costumbre de mucha gente de usar la misma contraseña o pregunta secreta en todos los sitios que existen.

 

 

Seguir leyendo