*

Columna | Vardoc y Xoda: ya es tiempo de dejar de darle tribuna a tipos que no lo merecen

4 DIC 2017 / Actualidad

Columna | Vardoc y Xoda: ya es tiempo de dejar de darle tribuna a tipos que no lo merecen

Las declaraciones del par de YouTubers influyentes dejan en claro que el solo hecho de tener seguidores no te hace merecer ni las cámaras ni el estrellato


Cada vez que se hace una Teletón, el evento de 27 horas que une a los chilenos a favor de los niños con capacidades diferentes, todo Chile se organiza en actividades tanto oficiales como no oficiales para reunir fondos para tan noble causa.

Una de las actividades no oficiales fue la Twitchton, un evento de transmisión en vivo y por streaming donde diversos YouTubers y figuras del internet prestaron su tiempo y utilizaron a sus miles de seguidores para motivar a los más jóvenes a soltar los billetes y donar en el banco.

Una causa noble, por supuesto, pero que finalmente terminó en una gran polémica, cuando uno de sus participantes, el popular youtuber Vardoc, comenzó a ventilar su vida amorosa, luego de que desde el chat comenzaran a preguntarle sobre las causas de su comentado e inesperado divorcio con Loreto, su ex pareja.

Presionado por su público, Vardoc lanzó uno de sus conocidos monólogos de más de media hora, tras lo cual terminó con uno de los momentos más penosos que se ha visto en la breve historia de la fauna youtuber de Chile. Un video cuyo contenido no transcribiremos, pero que es cosa de ver como su título para ver hacia donde va.

Y es que sea cual sea el motivo, las conductas mínimas de la decencia humana señalan que, por mucho que tengas una historia de infidelidad, de supuestos robos, estafas y malas conductas, nada justifica tratar a otra persona de la manera en la que se hace en el video, y mucho menos cuando eres una figura pública, que más encima, enfoca toda su fama y su nicho en la audiencia infantil.

Pero esto no es más que una triste hoja más dentro de un historial de irresponsabilidades, de malos manejos y de malas decisiones de una figura pública que en realidad nunca ha merecido serlo. Vardoc tuvo el tino de convertirse en el quizás primer YouTuber realmente masivo de Chile, y rápidamente la danza de cifras, suscripciones, auspicios y animaciones de eventos lo llevaron a enfrentarse a una fama que no sólo no merece, sino que de la que además, nunca estuvo preparado para asumir.

Por suerte con el tiempo, la escena YouTuber se ha modernizado. La calidad del contenido ha subido, las propuestas se han hecho más interesantes y la llegada de profesionales han hecho que los contenidos amateur y sin aporte, como los de Vardoc, haya empezado a caer sostenidamente. Una caída que en realidad nunca afectó a Nicolás y sus secuaces porque ante las marcas y sus fanáticos más fieles, sigue siendo una figura importante.

Una nueva escena que también hace más evidente que para YouTube los contenidos deben tratarse con la misma vara que se tratan los medios tradicionales. Es cosa de ver lo que ha pasado con PewDiePie, el YouTuber más popular del mundo. El Messi de los followers. El Christopher Nolan de la influencia. Un intocable, podría decirse, pero que este año fue pillado haciendo chistes antisemitas y usando vocabulario racista. ¿El resultado? El sueco perdió contactos con Disney, YouTube canceló un programa que tenía pensado hacer con él y varios auspiciadores retiraron su dinero. Y no es que se esté castigando el ser auténtico, sino que el ser auténticamente una mala persona.

Podríamos esperar algo similar acá en Chile, ¿no? Bueno, no exactamente.

Uno de sus compañeros en el streaming, el también YouTuber Xoda, con quien Vardoc posee una suerte de amistad que se traduce en más eventos para ambos, más auspicios para ambos, y a fin de cuentas, una suerte de protección de espaldas entre ambos, salió esta tarde, a través de Twitter a referirse sobre los ataques que recibió su amigo luego de que hicieran públicas sus declaraciones del fin de semana, y como era de esperarse, más que una condena fue una defensa.

“Maraca es lo mínimo”, dice con total liviandad este sujeto, evidenciando la total desconexión de su mensaje como rostro público con el de la realidad del mundo. Y es que nunca olvidemos ese punto. Esto no es una funa filtrada por WhatsApp, ni una polémica de Twitter. Estas son figuras públicas, que tienen todos los privilegios que conlleva tener algún grado de fama dentro de un medio tan chico como el chileno, y que como buenos niños malcriados, solo saben pedir sin dar nada a cambio.

Son figuras que han sido rostros latinoamericanos de un videojuego, columnistas dentro de un diario de circulación nacional, e invitados a presentarse en los eventos gamer más importantes del país. Ellos no son el tío borracho al que puedes dejar de ver después del almuerzo o el taxista homofóbico que por suerte te va a dejar en la siguiente esquina. No. Ellos son roles sociales, con responsabilidades que nunca han asumido porque simplemente no saben lo que hacen.

Una conducta que al parecer también se percude a través de los otros amiguitos del círculo de YouTubers, que saben que no les queda más que cuidarse las espaldas para cuidar el negocio. Así es como vemos a otros insignes exponentes del género realizando su defensa frente al inexcusable machismo. A algo le tendrán miedo.

Durante la tarde, Vardoc hizo una transmisión para explicar lo acontecido. Una suerte de comunicado en donde sólo le interesaba decir que no era un evento oficial -para no quedar mal ni con Twitch ni con Teletón- y que el momento ocurrió porque los fanáticos le preguntaban mucho sobre el tema y simplemente explotó. Lo mismo que cuando lanzó un Patreon en donde cobraba dinero para hacerse amigo de la gente. De nuevo, algo que hizo solo porque “sus fanáticos lo pidieron”. Una persona que no tiene control sobre lo que hace simplemente no puede tener pantalla. Es así de simple.

Es por eso que mi llamado es simplemente el de dejar de dar tribuna a estas personas, y en general, a todos los que no sepan manejar su rol como personajes públicos. Nadie con una plataforma tan poderosa y con alcance a niños y adolescentes puede ser tan indolente y escudarse con que siempre han sido así. Da lo mismo que piensen que somos feminazis y que venimos de otra época. La experiencia me ha dicho que cambiar la forma de pensar es mucho más difícil por el lado de la razón, y más fácil por el lado en que ellos si van a entender: el bolsillo.

Y es que ni siquiera mi intención es cambiar la forma en como piensan. Si Xoda y Vardoc creen que se puede seguir siendo feliz y teniendo el cariño de los que los rodean siendo machistas y vulgares, bueno, tienen toda la libertad para seguir intentándolo. Pero por favor háganlo bien lejos de una cámara, un micrófono, un teclado o cualquier forma de comunicación que permita llevar su mensaje tóxico a más personas. 

O si no, van a volver a pasar la vergüenza que significa que hasta un sitio de prostitución demuestre saber respetar más a las mujeres que tu.

Xoda, Vardoc, por favor, borren sus cuentas.

Seguir leyendo