*

La historia del videojuego perdido de The Dark Knight

17 JUL 2018 / Videojuegos

La historia del videojuego perdido de The Dark Knight

La ambiciosa cinta de Batman de Christopher Nolan estuvo a punto de ser acompañada por un juego, pero finalmente nunca vio la luz.

Hace 10 años, Hollywood aun mantenía la costumbre de acompañar la llegada de sus grandes blockbusters de acción junto con un gran videojuego. Una herramienta de marketing que podemos ver desde la era del Atari y que hoy ha sido reemplazada por títulos para celulares, de menor alcance y presupuesto que las producciones que se veían antes.

Un claro ejemplo de esto fue la saga de Batman, reiniciada el año 2005 de la mano de Christopher Nolan, y cuya película Batman Begins fue acompañada de un juego con el mismo nombre. El videojuego de Batman Begins era bastante mediocre, hay que decirlo, pero contaba con varias cosas interesantes, sobre todo para el mercado de los videojuegos: el título contaba con las voces de todos los protagonistas de la película -Christian Bale, Morgan Freeman, Liam Neeson, entre otros- y llegó un día antes que el mismo film y con prácticamente el mismo argumento: desde el entrenamiento de Bruce Wayne hasta la pelea en el tren contra Ra’s al Ghul.

Si bien las críticas no acompañaron al título, comercialmente le fue lo suficientemente bien como para comenzar a planear lo que vendría más adelante, ante la inminente llegada de The Dark Knight. El equipo designado en esta ocasión sería el estudio Pandemic, creadores de los Star Wars: Battlefront originales y la serie Mercenaries. En el año 2006, Pandemic dividiría su sede de Brisbane en Australia en dos equipos: Alpha y Bravo. El equipo Bravo esataría a cargo de diseñar el juego de Batman conocido hasta el momento como Project B.

Pero el proceso de creación del título comenzó con problemas: el primero era que la compañía no tenía nada para comenzar a armar el juego: no se conocía el argumento, ni el arte, ni mucho menos la trama de la cinta, por lo que tuvieron que improvisar. Los primeros alphas del juego fueron creados para PS2, siendo que el juego saldría para Xbox 360 y PS3. Pero la verdad es que no había que perder tiempo.

Finalmente Project B evolucionó en un juego de mundo abierto, en el que Batman podría navegar libremente por Ciudad Gótica, atrapando villanos y sobrevolando la ciudad. Todo esto, obviamente sin saber muy bien de qué trataría la película. Esta elección de estilo también tenía que ver con el segundo proyecto que Pandemit tenía en mente, un mundo abierto ambientado en la Francia ocupada por los nazis llamado The Saboteur.

Ambos juegos compartían el estilo de mundo abierto y también un nuevo motor gráfico llamado Odin, el cual buscaba facilitar la creación de este tipo de juegos para las consolas de aquella generación.

El problema es que, para el trabajo que quería hacer Pandemic, Odin no era suficiente. Las primeras pruebas de su juego, en las que Batman volaba por la ciudad hacían que el juego corriera demasiado lento. Al parecer Odin no era tan flexible como se pensaba.

Esta demora en el desarrollo impidió que el juego fuera lanzado junto a la película, sino que se corriera su estreno para fin de año y coincidir así con la venta del DVD de la película. Todo esto, en secreto ya que hasta ahora, el juego no había sido mencionado de manera pública. Esto, hasta que Gary Oldman metió la pata.

Fue durante el mes antes del estreno de The Dark Knight que Gary Oldman, el Comisionado Gordon de la película, habló con G4 como parte de la promoción de la película y, sin querer, rompió un acuerdo de confidencialidad al hablar del juego. El había sido invitado a ver un avance del juego y describió la experiencia como algo “muy cinematográfico”. Y fue el primero en hablar del juego, cuando en realidad no había nada anunciado.

Esto claramente puso el peso sobre el estudio, quienes ahora tenían que trabajar bajo una doble presión. Algo que finalmente no lograron. Se estimó en su momento que Electronic Arts perdió 100 millones de dólares al no poder lanzar un juego junto al estreno de la película. Y aun para su segunda fecha de salida, el avance del estudio australiano estaba estancado.

Tras dos años de desarrollo, el proyecto fue cancelado y ese mismo año, el equipo de Brisbane de Pandemic fue desvinculado de la compañía y un año más tarde, todo Pandemic sería cerrado tras el fracaso de The Saboteur.

La historia completa del juego que nunca llegó a ser pueden verla en este extenso reporte de Unseen 64.

Seguir leyendo