*

El golpeado regreso de Vince McMahon a la WWE

13 SEP 2017 / Wrestling

El golpeado regreso de Vince McMahon a la WWE

El jefazo regresó al show de la marca azul para enfrentarse verbalmente a Kevin Owens, quien sigue demostrando que es el mejor villano de todos

Vince McMahon ya no se presta para cualquier ocasión. El jefe máximo de la WWE escoge con pinzas las oportunidades en las que aparece en televisión, por lo que sabemos que cada vez que suena No Chance in Hell, sabremos que vendrá algo bueno.

En esta oportunidad, Vince llegaba a Smackdown en representación de su hijo Shane, quien fue suspendido indefinidamente de su trabajo luego de atacar a Kevin Owens en un altercado ocurrido la semana pasada. Owens había amenazado con demandar a la compañía por el hecho, por lo que McMahon bajó del Olimpo y quiso remediar la situación con sus propias manos.

Y fiel a su estilo directo y sin pelos en la lengua, Vince llegó para evitar la demanda que tenía preparada Owens para tomar el control de la WWE. Con planes que iban desde despedir a Sami Zayn hasta cancelar los Fashion Files, Owens ya se había hecho un gran idea sobre como funcionaría Smackdown convertido en El Show de Kevin Owens.

Lamentablemente para el canadiense, Vince llegó con muy malas noticias, asegurando que si él seguía con la idea de la demanda, se llevaría un gran y jugoso despido. 

Pero a cambio, Vince llegó para ofrecer una oportunidad de desquite a Owens, una que obviamente cambia los tribunales de justicia por el ring de cuatro esquinas de la WWE: Una pelea entre Owens y Shane O’Mac dentro de La Celda Infernal para el próximo evento de Hell in a Cell. Una nueva locura para el heredero de la compañía, la cual Owens aceptó solo con una condición: tener la palabra de que podría golpear sin sentido a un McMahon sin consecuencias.

Vince le dio la mano, asegurando que no habrían repercursiones si es que Kevin Owens se le pasaba la mano, pero lo que no midió Vince es que esa frase la había dicho solo para poder golpearlo a el.

Y así es como Owens atacó a Vince primero con un cabezazo que lo dejó sangrando, luego con una Superkick y finalmente una plancha que obligó a Vince a ser retirado en camilla.

Sabemos que Vince McMahon cuida muy bien sus apariciones pero que además, no deja ser golpeado por cualquiera, por que este segmento no solo dejó a Owens consagrado como el top heel de la compañía, sino que muestra que cuenta ya no solo con el apoyo de Triple H tras bambalinas, sino también del jefe de jefes.

Seguir leyendo