*

Whacky Wheels: Recuerdos del Mario Kart animalista

3 ABR 2018 / Nostalgia Pop

Whacky Wheels: Recuerdos del Mario Kart animalista

En 1994, un particular "homenaje" al juego de carreras de Nintendo aparecía en el PC, de la mano de 8 animales tratando de escapar de un zoológico.


En septiembre de 1992 (agosto, si vivías en Japón) Nintendo cambió para siempre la escena de los juegos de carreras con el lanzamiento de Super Mario Kart, un juego para la Super Nintendo que no necesita demasiada introducción. Para Nintendo, se convirtió en una de sus franquicias más exitosas y el comienzo de una fórmula que convirtió a Mario y sus amigos en mascotas capaces de aparecer en cualquier actividad recreativa sin que lo cuestionemos.

Pero para el resto de la industria, significó el nacimiento de un nuevo género, el de los karting games, juegos de carrera donde no gana necesariamente el más rápido, sino el que se sabe los mejores atajos y logra atacar mejor a sus enemigos a través de armas recogidas en la misma pista. Y si bien a lo largo del tiempo hemos visto versiones frescas utilizando esta fórmula como Crash Team Racing, Twisted Metal o incluso el Chavo Kart, los primeros juegos inspirados en Mario Kart eran mucho menos sutiles en su propuesta.

Así llegamos de un salto al año 1994, cuando Apogee Software, la compañía que después sería conocida como 3D Realms decidió lanzar su propia versión de Super Mario Kart, llamado Wacky Wheels.

Wacky Wheels era el Mario Kart de los piratas, de los que no tenían un Super Nintendo pero conocían a alguien lo suficientemente pudiente como para tener un computador con DOS en la casa. Solo bastaban algunos diskettes, ejecutar el exe y listo, ya la clásica fanfarria de Apogee sonaba y nos llevaba a este mundo donde un grupo de animales de un zoológico se monta sobre unas cortadoras de pasto (en serio) para escapar de sus celdas y competir en carreras de autos.

El juego nos introdujo a 8 entrañables personajes: Tigi el tigre, Razer el tiburón, Uno el panda, Morris el alce, Ringo el mapache, Peggles el pelícano, Blombo el elefante y Sultan el camello. Otros animales que aparecían era el león, que hacía de Lakitu dando la partida de la carrera y unos erizos de tierra que eran usados como armas para atacar a los otros animales. No es algo muy amistoso, pero bueno, así es la ley de la selva.

Pero más allá de querer replicar la fórmula, lo verdaderamente impresentable de Whacky Wheels era que las pistas del juego eran idénticas a las que aparecían en Mario Kart. El equipo de desarrollo realmente no puso demasiado esfuerzo en tratar de hacer de que su juego se viera diferente, más allá de su temática animalista, y simplemente copiaron y pegaron varios de los tracks de Super Mario Kart y los reemplazaron por pistas genéricas como Track 1, Track 2 o la imborrable Track 5

¿Se acuerdan de Mario Circuit? Acá está la copia.

¿Donut Plains? Por supuesto.

¿Koopa Beach? Con navegación bajo el agua y todo.

¿Y un Bowser Castle? Obviamente, aunque no tenga nada que ver con la temática, los niños no se darán cuenta.

No hay que ver más allá de estas fotos para darse cuenta que Wacky Wheels rayaba el la línea del plagio más que del homenaje o del “nuevo género”. Pero lo que pocos saben es que Wacky Wheels también sufrió parte de un robo, que los tuvo al borde de la demanda. Los desarrolladores cuentan que, mientras desarrollaban el juego, enviaron una copia del código fuente a una empresa llamada Copysoft para ver si podían financiarles el proyecto. Copysoft dijo que no, así que lo llevaron a Apogee, quienes con gusto lo publicaron. Pero Copysoft salió con su propio juego, llamado Skunny Kart, el cual estaba basado en el código enviado por los desarrolladores del juego. ¿Plagio de Plagio? Juzguen ustedes mismos.

De todas formas, Wacky Wheels terminó convirtiéndose en un juego de culto, a pesar de no ser totalmente original. Su modo de juego a través de Modem, además de la pantalla dividida lo convirtieron en uno de los favoritos en una era donde los juegos en línea recién comenzaban.

Lamentablemente, Wacky Wheels no pudo mantener su fama en el tiempo, y fue reemplazado por juegos mejores, más originales y menos ladrones. Hubo, eso si, un intento de revivir la franquicia el 2016, con el lanzamiento de Wacky Wheels HD, para PC. Pero en un mundo donde ya existía Mario Kart 8, lo siento. Es mejor dejar esos animales encerrados, o al menos en libertad pero sin licencia para manejar.

Seguir leyendo