*

Revisa el trailer de WeFly, la “secuela” de Pilotwings que nunca jugaremos

4 DIC 2017 / Videojuegos

Revisa el trailer de WeFly, la “secuela” de Pilotwings que nunca jugaremos

El juego, diseñado por el desaparecido estudio Factor 5, tenía escenarios basados en ciudades reales, clima dinámico y hasta una alfombra voladora.

La Wii, como una de las consolas más exitosas de todos los tiempos, era un lugar donde prácticamente todos los estudios de videojuegos querían estar. La vitrina de la consola con controles de movimiento era tan amplia, que todos querían una tajada de tan apetitosa torta.

Uno de esos estudios era Factor 5, conocidos por crear la franquicia de Super Turrican, pero también la alabada serie de juegos de Rogue Squadron, que se hicieron famosos precisamente en consolas de Nintendo. Factor 5 venía de recuperarse del fracaso de Lair, un juego de dragones para PS3 que simplemente no se podía controlar, por lo que decidieron volver a sus orígenes e intentar con Nintendo.

Para ello, el 2008, tenían un proyecto que fueron a vender directamente y de manera interna a la compañía. Se trataba de WeFly, un juego que claramente estaba inspirado en una de las franquicias de la compañía japonesa: Pilotwings. De hecho, la idea de la compañía era cederle a Nintendo el juego para que llevara el nombre y marca de la serie. Y en realidad, bien podía hacerlo, ya que WeFly tenía todos los elementos necesarios para convertirse en un gran juego: gran variedad de vehículos, de escenarios, desafíos tanto de vuelo como de aterrizaje e incluso un sistema de clima en tiempo real que obtenía datos del Weather Channel de la consola para mostrar cada escenario con las condiciones climáticas que realmente tenían en ese momento.

El trailer nunca había sido visto, pero gracias al canal de Liam Robertson, quien maneja los canales de Unseen 64 y Did You Know Gaming, podemos echar un vistazo a este juego que pudo haber significado el regreso de la compañía.

Obviamente la historia ya la conocemos: Nintendo dijo que no y Factor 5 quedó en la quiebra. Lo interesante es que varios de los elementos luego los vimos tanto en Wii Sports Resort como en Pilotwings Resort, aunque evidentemente a una escala mucho menos ambiciosa que la del estudio tras Rogue Squadron.

¿Debió Nintendo haber aceptado el trato? 

Seguir leyendo