*

La amenaza de los Caminantes Blancos de cara al final de Game of Thrones

9 ABR 2019 / Series

La amenaza de los Caminantes Blancos de cara al final de Game of Thrones

Estas criaturas fueron creadas para la guerra, y de cara al cierre de la serie prometen ser los adversarios más temibles para los protagonistas.


En la última temporada de Game of Thrones por fin de desatará la batalla entre los Caminantes Blancos (o White Walkers) y los habitantes de Westeros, en el marco de la tan temida llegada del invierno y la Gran Guerra.

Pero mientras nos preparamos para recibir los últimos episodios de la serie, nunca está demás repasar el origen de estos temidos personajes de acuerdo a lo presentado por la serie.

Origen

Como Bran Stark averigua en la sexta temporada, los Caminantes Blancos fueron creados por los Hijos del Bosque, los habitantes originales de Westeros, para protegerse de la amenaza de los Primeros Hombres.

“Estábamos en guerra. Estábamos siendo masacrados. Nuestros árboles sagrados talados. Necesitábamos defendernos … de los hombres”, le explicó Leaf, una de los miembros de Hijos del Bosque, a Bran.

En ese escenario, el primer Caminante Blanco, a quien ahora conocemos como El Rey de la Noche, fue creado por los Hijos del Bosque enterrando una daga de Dragonglass en su pecho, un elemento que irónicamente es de las pocas cosas que puede destruir a estos seres.

La Larga Noche

Pero como parece evidente a estas alturas, las cosas no resultaron de acuerdo a los planes de los Hijos del Bosque y, eventualmente, los Caminantes Blancos se volvieron contra ellos. Ocho mil años antes de la Rebelión de Robert, Westeros vivió su noche más larga y por una generación completa estuvo a la merced de estos gélidos seres.

Durante la Larga Noche, los Caminantes Blancos descendieron desde los puntos más lejanos del Norte acabando con todo en su camino y reclutando a los soldados que caían en sus manos para engrosar las filas de Ejército de los Muertos.

La fuerza del séquito del Rey de la Noche  parecía imparable, hasta que, en la Batalla por el Amanecer, una alianza entre los Primeros Hombres y los Hijos del Bosque consiguió hacerlos retroceder hasta el punto más remoto del Norte. Un lugar que pasó a ser conocido como las Tierras del Eterno Invierno.

Luego de ese conflicto, la historia cuenta que los vencedores decidieron levantar El Muro y formar la Guardia de la Noche para evitar que los “Walkers” intentasen avanzar  hacia Westeros nuevamente. Una estrategia que había funcionado bien, hasta el momento que vimos en el final de la séptima temporada.

El Mito

Con el paso del tiempo los habitantes de Westeros fueron olvidando los eventos de la Larga Noche, relegando las historias de Los Caminantes Blancos y de los Hijos del Bosque a un estado de leyendas, mitos y cuentos para asustar a los niños.

Por supuesto, en medio de eventos como el reinado del Rey Loco y la Rebelión de Robert, pocos cuestionaron esa idea.

Pero cuando Baratheon ya estaba instalado en el Trono de Hierro, comenzaron a surgir reportes de avistamientos de Caminantes Blancos y cada vez más salvajes intentaban migrar hacia el otro lado del muro por esta amenaza.

Como quedó claro desde el primer capítulo de Game of Thrones, contrario a las creencias de los gobernantes y líderes de Westeros, los Caminantes Blancos eran una amenaza real, tal y como un desafortunado miembro de la Guardia de la Noche fue testigo antes de su ejecución.

Ahí, mucho antes de la Guerra de los Cinco Reyes, estos seres ya estaban preparando su regreso a las tierras tras el muro.

Claro que pocos estaban dispuestos a creer en esto. Uno de ellos fue Eddard Stark, Señor de Invernalia, quien prefería tachar de locos a aquellos que aseguraban haber visto a los Caminantes Blancos.

Habilidades

Los Caminantes Blancos son enemigos formidables. Ante todo, poseen habilidades sobrenaturales que les permiten, por ejemplo, congelar objetos a su voluntad y, aparentemente, también pueden alterar la temperatura para enfriar todo a su alrededor.

Por otra parte, los Caminantes Blancos son bastante fuertes y, como están muertos, son prácticamente incansables a la hora de una batalla. Pero ninguno de esos puntos es lo que los convierte en un rival de temer.

La habilidad más peligrosa de estos seres es su capacidad de revivir a los muertos y convertirlos en espectros, que son básicamente los soldados del Ejército de los Muertos. Este increíble poder de estas criaturas funciona tanto en humanos como en animales y, como vimos en el final de la temporada pasada, dragones. 

El Rey de la Noche posee una extensión de esta temible habilidad, ya que él es capaz no solo de convertir a los muertos en sus seguidores, sino que también puede transformar a los vivos en parte de su ejército. Tal como lo hizo con los bebés ofrecidos por Caster.

Debilidades

En la antesala de La Gran Guerra, este parece uno de los puntos más importantes a considerar respecto a los White Walkers. Pese a su poder, estos seres pueden ser asesinados (nuevamente) con dragonglass -o vidriagón-, acero valyrio y por supuesto, fuego.

Uno de los yacimientos conocidos de dragonglass se encuentra bajo Dragonstone, la isla de los Targaryen. Pero claramente sacar reservas de este material no es un proceso rápido.

Por otra parte, solo hay unas pocas espadas de acero valyrio dando vuelta en Westeros, como la mítica Longclaw que porta Jon Snow; y bueno como recordarán la forma más fácil de propagar fuego en el mundo de Game of Thrones son los dragones, pero hasta la cantidad de esas criaturas disminuyó tras la séptima temporada.

Resultado de imagen para dragonglass gif

La Gran Guerra

Luego de avanzar poco a poco a lo largo de las siete temporadas de Game of Thrones, los Caminantes Blancos por fin consiguieron realizar su movimiento contra Westeros para dar inicio a la anticipada Gran Guerra, el conflicto final entre el Ejército de los Muertos y las fuerzas de los vivos.

Y mientras, los habitantes de Westeros buscan dejar de lado sus disputas personales de poder por el bien mayor, el Rey de la Noche y sus fuerzas se aproximan.

¿La misión? Por ahora no está clara, pero los Caminantes Blancos fueron creados con un propósito: la guerra, y eso es lo que desatarán cuando Game of Thrones regrese el próximo 14 de abril.

Seguir leyendo