*

Wrestlemania y la historia de la TLC, poesía y brutalidad en movimiento

15 MAR 2017 / Wrestling

Wrestlemania y la historia de la TLC, poesía y brutalidad en movimiento

Wrestlemania 17 nos entregó una de las mejores peleas en parejas.


Wrestlemania X-Seven es considerado el mejor PPV de la historia de la WWE, al ser el punto culmine de la popular “era Attitude” de la compañía y contar con varias peleas de primer nivel.

Uno de esos combates, y probablemente uno perfecto, es la lucha que mezcló mesas, escaleras y sillas. La denominada TLC  por los títulos en pareja que enfrentó a tres de los mejores equipos de todos los tiempos: los campeones The Dudley Boyz y sus retadores, Edge & Christian y The Hardy Boyz.

Aunque la pelea TLC de Wrestlemania 17 no fue su primer enfrentamiento, y no tuvo mayor historia respecto a lo que se armó para sus enfrentamientos anteriores, sí fue una continuación de una historia que marcó a la división en parejas por todo un año.

La primera pelea que mezcló a estos tres equipos fue resultado de los Hardys y E&C peleando con escaleras, mientras que los Dudleys enfrentaron a los Hardys en un combate de mesas, la especialidad de los ejecutantes del ataque en 3D. De este modo, los tres equipos fueron reunidos para concretar un Triangle Ladder Match en Wrestlemania 16 que sorprendió a moros y cristianos.

Pero para superar ese combate se ideó el Tables, Laders & Chair Match que se disputó en Summer Slam 2000 y que surgió una vez que Edge & Christian comenzaron a usar sillas como armas predilectas. De este modo, los tres equipos tenían su respectiva especialidad.

La gran diferencia de la pelea de WM 17 con los otros dos combates anteriores radicó en que cada equipo ahora tenía su propio sidekick: Lita representaba a los Hardys, los Dudleys tenían a su “hermano” Spike mientras que E&C sacaban ventaja con Rhyno de su lado.

UN COMBATE DE CINCO ESTRELLAS

No son pocos los momentos a destacar en un combate que los Dudleys comenzaron controlar desde temprano. No solo momentos clásicos, como el hecho de que los Dudleys conectan el “Whassup Drop” en Edge para dar paso al clásico “D-von get the tables!” que inició la parte central del combate, sino también la serie de spots increíbles que marcaron la lucha.

A tener en cuenta:

◉ Bubba aplicó una powerbomb a Jeff sobre la mesa, mientras Edge estaba en ella.

◉ Una vez que interviene Spike Dudley, aplica un hermoso Dudley Dog hacia fuera del ring contra una mesa.

◉ Rhyno demostró su brutalidad al aplicar Gore, tras Gore, tras Gore contra los rivales, sacando momentáneamente de la pelea a Matt que atraviesa una mesa.

◉ Jeff puso su vida en riesgo al lanzarse de “la escalera más alta de la historia” en un Swanton Bomb contra Spike y Rhyno que estaban sobre dos mesas.

◉ Está también el mejor momento: Bubba le saca la escalera a Jeff, quien queda colgando de los títulos. Edge aprovecha la instancia para aplicarle una Spear en altura.

Eso y más está en el combate perfecto de 15 minutos y 44 segundos.

Existen un montón de términos que pueden describir este combate. Desde increíble a demente, desde doloroso a maravilloso. Aún cuando no se trató de la primera TLC de la historia, los tres equipos lograron dar con una dinámica que lo hiciera distinto al resto, sacando a relucir cada fortaleza de los nueve involucrados en el combate.

No solo eso, también relució la notable química que existió entre los participantes, que planearon meticulosamente cada elemento para que el combate funcionara perfectamente para literalmente robarse la noche.

La participación de Rhyno, Spike y Lita fue parte importante de aquello, gestando una pelea que no se puede olvidar, aunque ya han pasado 15 años desde el mejor evento de la historia.

Seguir leyendo