*

Estas serían las causas de los retrasos de X-Men: Dark Phoenix y New Mutants

27 MAR 2018 / Cine

Estas serían las causas de los retrasos de X-Men: Dark Phoenix y New Mutants

Los proyectos habrían movido sus estreno por refilmaciones, con la película de Josh Boone sacando la peor parte debido a los objetivos que tendría Fox.


La mañana de este martes se instaló la alarma entre los fans de las películas mutantes de 20th Century Fox.

No solo X-Men: Dark Phoenix ya no se estrenará este año, moviendo su lanzamiento desde noviembre a febrero del próximo año, sino que además New Mutants nuevamente será retrasada, pasando desde febrero del próximo año hasta agosto del 2019. Algo no menor considerando que debía estrenarse originalmente el próximo mes.

Pero ahora un reporte de Collider afirma tener conocimiento de las causas de estos retrasos, ambos relacionados a refilmaciones, pero por diferentes causas.

Por un lado explican que Dark Phoenix se sometió a funciones de prueba y eso definió la realización de más filmaciones, pero debido a que su elenco está plagado de estrellas, recién podrán convocarlos a filmar en agosto o septiembre de este año. Eso habría dado muy poco espacio para completar los efectos visuales, por lo que el estudio decidió mover el lanzamiento hasta febrero. Su objetivo sería darle más tiempo a la producción, para no poner en riesgo su resultado final.

El caso de New Mutants sería muy diferente. La película ya había sido retrasada, y se concretaron refilmaciones debido a que Fox quería que la película potenciase más su terror. Pero el nuevo trabajo no habría cumplido ese objetivo, lo que es definido como algo primordial para un estudio que quiere que sus proyectos se diferencien notablemente de otras películas de superhéroes, a raíz de las exitosas experiencias de Logan y Deadpool.

En Collider explican así que ahora “el estudio quiere refilmaciones aún más significativas”, agregando que sus fuentes les indican que “al menos un 50 por ciento de la película sería refilmada, añadiendo uno dos nuevos personajes, que estarían presentes durante el total de la película”.

De ahí que estos cambios serían mucho más complejos que los de Dark Phoenix, llevando a que el director Josh Boone tenga más choques creativos de lo normal con el estudio. Y solo el tiempo dirá si esta apuesta de volcar al proyecto a algo más terrorífico terminará rindiéndoles frutos.

Seguir leyendo