*

Pokémon Go no aprende y sigue equivocando el camino

23 JUN 2017 / Videojuegos

Pokémon Go no aprende y sigue equivocando el camino

La aplicación ha tenido varias actualizaciones estos días, lo último en sumarse fueron las Raids que ya se encuentran activas pero no sin polémica.


Buenas y malas noticias para los jugadores de Pokémon Go, por un lado las Raids ya se encuentran activas en la aplicación permitiendo a los jugadores obtener poderosas criaturas.

Estas Raids se realizarán en los gimnasios donde un grupo de hasta 20 jugadores tendrá un tiempo limitado para derrotar a un poderoso Pokémon, en caso de lograrlo todos los que participaron obtendrán este pokémon aunque con menos poder.

Este estilo de juego ya se había visto en los primeros tráilers de Pokémon Go donde grupos de personas se reunían para enfrentar a Mewtwo y capturarlo de esta manera. ¿Será que la activación de las Raids es la antesala de la llegada de los legendarios?

Bueno, pero ahora las malas noticias, estas Raids estarán disponible sólo para los jugadores que hayan alcanzado el nivel 35. Sí, nivel 35 por lo que la gran mayoría de los que siguen el juego no podrán participar de estas.

Esto de inmediato generó conflicto en las redes sociales, donde muchos entrenadores criticaron a la compañía por poner como requisito un nivel demasiado alto para participar.

Además acusaron de que gran parte de los jugadores que han llegado a level 35 hacen trampa en el videojuego, por lo que Niantic los estaría de alguna forma “premiando” su comportamiento.

Cabe mencionar que es posible que  las Raids estén disponibles para personas de menos nivel con el tiempo y esto sólo sea una prueba, pero por ahora no hay nada confirmado y sólo queda esperar.

Sumado a esto hay que tener en cuenta que el esperado combate entre jugadores sigue en ‘standby’ por parte de Niantic y cada vez que son consultados sobre este señalan que están trabajando, pero al parecer sin mucho avance.

Sin duda Niantic sigue equivocando el camino para el que pudo ser un increíble juego.

Seguir leyendo