*

Yandar, Yostin y las tres versiones de Pajaritos en el Aire

20 FEB 2018 / Nostalgia Pop

Yandar, Yostin y las tres versiones de Pajaritos en el Aire

Te pintaron un buen show y te lo creíste, no en realidad nadie se lo creyó. El show de los reggaetoneros pintaba para lo peor de Viña 2014 y no decepcionó.


El reggaeton ha sido una de las cartas más utilizadas por el Festival de Viña del Mar desde la masificación del género por allá en 2005.

Sin embargo, lejos de presentaciones icónicas como Daddy Yankee en su trono y Don Omar cantando Dale Don Dale, la Quinta ha sido testigo de momentos bochornosos con los exponentes de este ritmo, el más reciente Yandar y Yostin.

El dúo colombiano fue la gran sorpresa del Viña 2014,  no por su apretada agenda y éxito internacional, sino porque pese a llevar más de 10 años de carrera en su país, solo tenían un éxito: Pájaritos en el aire.

De mano de su único hit,  Yandar y Yostin debían dominar al monstruo, que el día anterior había sepultado al humorista Rudy Rey. Pero para esa tarea solo tenían una canción conocida, claro que argumentaban que tenían un extenso repertorio.

El dúo sería el último en presentarse en la cuarta jornada festivalera tras La Ley, Carlos Vives y Gepe.  Una muy buena idea, para una noche que no tenía humorista. porque probablemente la producción presagiaba el fin de esta historia.

El rencuentro de la Ley y el ritmo de Carlos Vives acabaron recién cerca de las 2:00 de la mañana, dando paso al chileno Gepe. Tras un breve show, llegó la hora de las competencias, el cafecito, la tanda comercial y recién a las 4:00 am aparecieron los Pajaritos en el aire.

La trasmisión mostraba una platea llena, pero eso se debía a que el resto de la Quinta estaba completamente vacía. Al poco público que quedaba en la Quinta Vergara para presenciar a estos one-hit wonder, probablemente incitados por la curiosidad, la organización les permitió ubicarse en las primeras filas.

A grandes rasgos, había que mostrar dignidad, que no se notara la pobreza.

Los animadores, Rafael Araneda y Carolina de Moras, presentaron a Yandar y Yostin y cerraron la jornada en un acto fugaz de desaparición.

Tras una una “elaborada” introducción apelando a la identidad  latinoamericana que duró un minuto,  el dúo apareció en el escenario y comenzó su presentación entonando por primera vez su himno. “Que pasó con el que dijo que te amaba, acaso se fue y te ha dejado ilusionada…” cantaban con tan poca energía que los juegos de Telecanal parecían cada vez más emocionantes.

La primera versión de la canción se extendió por cerca de 3 minutos, similar a su versión original, pero con pequeñas intervenciones de  la frase”Yandar y Yostin.com”, un sitio que de seguro los pocos espectadores llegaron a visitar a sus casas.

Tras la canción, Chilevisión decidió cortar la transmisión para la fortuna de los televidentes. Pero quienes aún seguían congelándose en el Festival, tuvieron que soportar dos veces más de Pájaritos en el aire, en versión extendida.

Con una Quinta vacía y listos para dejar cerrado,  los reggaetoneros llevaban varios minutos de show gracias a su gran hit. De la otra variedad del catálogo, solo una se asomó brevemente.

El show aspiraba a seguir hasta el amanecer, como lo habían aguardo varias publicaciones en redes sociales que anticipaban la versión acústica, bachata, pop,  k-pop, rock y hasta clásica de los  Pájaritos en el aire, pero el tío conductor sintió piedad.

Araneda salió al escenario y les regaló dos antorchas a Yandar y Yostin a “pedido del publico” a riesgo de que los cantantes  le dedicaran la canción, en versión La Cocotera. Pero el animador se salvó para vivir algunos festivales más.

Pese a que les juraron falsas promesas y se lo creyeron, Yandar y Yostin pasaron a la historia como lo menos recordado del Festival. No tuvieron que mendigar premios como Tito el Bambino, estuvieron menos rato que Meruane en pantalla, pero por lo menos consiguieron las antorchas. Y todo con solo un tema, repetido tres veces.

Aquello instaló un nuevo estándar de baja calidad para un evento que al día siguiente subió a Rod Stewart al escenario.

Seguir leyendo