*

Anuncios en YouTube de reconocidas marcas financiaron videos de desinformación sobre el cambio climático

16 ENE 2020 / Tecnología

Anuncios en YouTube de reconocidas marcas financiaron videos de desinformación sobre el cambio climático

Un estudio identificó que publicidad de empresas como Samsung, Uber y Nintendo aparecía junto a contenido que niega la crisis ambiental.


Los anuncios en YouTube de reconocidas marcas ayudaron a financiar videos de desinformación sobre el cambio climático, según un estudio de la organización sin fines de lucro Avaaz.

Según recoge The Verge, el informe revelado por la agrupación establece que más de 100 reconocidas marcas ofrecían sus anuncios antes y durante videos publicados en YouTube que difundían contenido que derechamente de desinformaba sobre el cambio climático.

Esas marcas incluían a compañías como Samsung, Uber, Nintendo, Showtime, Harley Davidson, Warner Bros,  L’Oreal y Decathlon, además de grupos ambientalistas como Greenpeace y The World Wildlife Fund (WWF). Sin embargo, Avaaz sostiene que los anunciantes no estaban al tanto que sus videos aparecían e indirectamente financiaban este contenido.

“No se trata de la libertad de expresión, se trata de la publicidad gratuita que YouTube está dando a los videos inexactos que corren el riesgo de confundir a las personas sobre una de las crisis más grandes de nuestro tiempo”, dijo a The Guardian Julie Deruy, una de las líderes de la organización. “YouTube no debe presentar, sugerir, promocionar, publicitar o llevar a los usuarios a información errónea”.

El estudio de Avaaz fue realizado examinando los videos que aparecían como sugerencias cuando los usuarios buscaban en Youtube términos como “calentamiento global”, “cambio climático”, y “manipulación climática” en inglés.

De ahí el estudio revisó los videos que tenían más relevancia en las recomendaciones de la plataforma de videos de Google y determinó que “16 de los 100 videos top con el término calentamiento global contenían desinformación”.

A raíz de esos hallazgos la organización emplazó a YouTube a tomar medidas al respecto, tomando como antecedentes las reglas que ha implementado la plataforma contra las teorías conspirativas y mentiras sobre las vacunas.

Pero YouTube no está listo para ceder terreno y en una declaración a The Guardian cuestionó los métodos de la investigación de Avaaz.

“No podemos hablar con la metodología o los resultados de Avaaz, y nuestros sistemas de recomendaciones no están diseñados para filtrar o degradar videos o canales basados en perspectivas específicas”, dijo la plataforma. “YouTube tiene políticas publicitarias estrictas que rigen dónde se permite que aparezcan los anuncios y brindamos a los anunciantes herramientas para optar por el contenido que no se alinea con su marca. También hemos invertido significativamente en reducir las recomendaciones de contenido límite y la información errónea dañina, y en levantar voces autorizadas en YouTube”.

Como señala la compañía, actualmente los anunciantes tienen herramientas para evitar que sus anuncios aparezcan en determinados contenidos. Sin embargo, no existe una función que evite que su publicidad se presente en videos sobre un tema del interés de la marca pero que contiene información falsa. Es decir, si a una empresa la interesa que sus anuncios lleguen a gente que ve videos sobre el calentamiento global, esta no puede evitar que sus avisos también aparezcan en contenidos que niegan esa grave crisis ambiental.

Seguir leyendo