*

Un nuevo cómic refuerza porqué Superman no mata

14 NOV 2018 / Comics

Un nuevo cómic refuerza porqué Superman no mata

En la serie regular del hombre de acero, Brian Bendis ha presentado a un enemigo que mató a kriptonianos y se ha vuelto un rival definitivo para el héroe.


El final de Man of Steel fue controvertido y generó múltiples discusiones. En medio del combate final con Zod, y tras varios minutos de destrucción en donde los propios humanos salvan el día en Metropolis, Superman debe matar con sus propias manos al General kriptoniano.

El hecho generó críticas, ya que una de las máximas del hombre de acero es no matar. Más aún, si ese era el costo de tener una película con acción espectacular, lamentablemente terminó siendo un costo demasiado alto que muchos habrían preferido evitar.

Claro, una muerte concretada por Superman ha sido aceptada en las circunstancias apropiadas en los cómics, ya que hay historias que profundizaron en las consecuencias de ese hecho de forma certera, pero ese no fue precisamente el caso en esta película.

Por la forma en que está estructurada toda la acción previa, con un Superman novato que no muestra ingenio alguno durante el combate para evitar o rescatar, Zack Snyder no logró vender que la resolución de la batalla fuese la única solución posible.

Esa historia de una u otra forma vuelve a colación con los sucesos de Superman #5, el más reciente cómic escrito por Brian Bendis y que presenta a Superman encontrando el lugar de descanso de Rogol Zaar en la Zona Fantasma.

El villano en cuestión, instalado como la mayor amenaza para la Tierra y el enemigo definitivo para todos los kriptonianos, perfectamente podría ser merecedor de recibir su cuello quebrado.

De hecho, Superman considera usar su visión calorífica para terminar la batalla en un santiamén, para llevar las cosas al extremo y concretar lo que nunca hace.

 

“Me dijeron mi rumbo. Fui enviado a la Tierra. Estoy bien con todo eso. Lo estoy. Honestamente, ha sido un honor volar este rumbo. Inclusive en días en donde vivir al ideal de Superman se vuelve tan abrumador que apenas puedo…

¿Pero días como hoy? ¿En el infierno con el demonio? Me sigo decieindo que no puedo encontrar la forma de matar a este monstruo… inclusive si quisiese. Pero… yo puedo. Podría hacer que toda esta dimensión dejase de existir si realmente pusiese mi cabeza en eso. Y quizás eso es lo que justamente debería hacer. Quizás es por eso que me encuentro en estas situaciones imposibles en el primer lugar. ¡Kandor! ¡¿Krypton?! ¡El mató a mi gente! Y ahora tengo el poder para hacer lo que nadie mas ha…

Pero en el momento preciso recibe una visión.

Una que le recuerda de inmediato las lecciones y valores de sus padres terrícolas y que: “si las pruebas fuesen fáciles, no serían pruebas”.

Y claro, el cómic instala a una figura familiar ingresando a la zona fantasma, el lugar en el que estuvo encerrado durante muchos años.

El próximo número promete la resolución de esta primera historia de Bendis en el cómic del hombre de acero.

Seguir leyendo