*

Zaire: La historia de la peor selección de todos los mundiales

11 JUN 2018 / Deportes

Zaire: La historia de la peor selección de todos los mundiales

Ni la "Roja" en España 1982 dio tanto bote como los "leopardos" en Alemania 1974. Eso sí, el caso de los africanos en esa Copa del Mundo está directamente ligada a la figura del dictador Joseph-Désiré Mobutu.


Nunca hubo en la historia de los mundiales una selección tan mala como la de Zaire en el Mundial de 1974. Ni siquiera el desempeño de la Selección Chilena en España 1982 fue tan horripilante como la que tuvo este representativo africano en la Copa del Mundo que se jugó hace ya 44 años.

Un poco de contexto: Zaire alcanzó la mayor fama mundial el 30 de octubre de 1974, cuando se llevó a cabo en la capital Kinsassa la denominada “Pelea del Siglo” entre Mohamed Alí y George Foreman, combate que se conoció como “Rumble in the Jungle”. El mayor promotor de este evento fue el dictador Joseph-Désiré Mobutu, quien no se midió en gastos con tal de llevar a su país a los dos gladiadores. Por cierto, la finalidad no era deportiva, sino utilizar esta mega pelea para promocionar ante el mundo la imagen de Zaire.

¿Por qué mencionamos este episodio? Porque aquella sólo fue la oportunidad más visible en que Mobutu gastó lo que no tenía para que Zaire fuera conocida en el mundo a través del deporte. Con anterioridad, ya había metido las garras en el fútbol: las malas lenguas han asegurado que el dictador ejerció su influencia para que Zaire clasificara al Mundial de Alemania 1974 luego de eliminar a Marruecos. La historia cuenta que la ida fue ganada por los “leopardos” por 3-0, y las tres anotaciones habrían sido con evidente ayuda referil. Por eso, la selección marroquí decidió no jugar la vuelta, y así se selló la clasificación de Zaire al Mundial.

Ya en la Copa del Mundo, Zaire dio la hora a pesar que Mobutu le ofreció a los jugadores asegurarlos económicamente para el resto de sus vidas si tenían una buena participación en Alemania 1974. En el debut, el equipo cayó derrotado ante Escocia por un digno 2-0.

Pero en el siguiente pleito, los “leopardos” fueron humillados por un 9-0 por parte de Yugoslavia.

Antes de los 20′, Zaire ya perdía ante los yugoslavos por 3-0. Las malas lenguas -de nuevo- aseguraron que un emisario del dictador presente en el estadio le ordenó al entrenador Blagoje Vidinic cambiar al arquero Kazadi Muamba por el suplente Tubilandu Ndimbi en el minuto 21. Sin embargo, al nuevo portero le hicieron seis goles más…

Un párrafo para el técnico Vidinic: De origen yugoslavo, varias veces se enfrentó al gobierno de Zaire pues en reiteradas ocasiones el régimen quiso imponerle la presencia de brujos y chamanes en los entrenamientos del equipo.

Hasta que llegó el 22 de junio de 1974, jornada inolvidable para los ñoños del fútbol. Tras el 9-0 ante Yugoslavia, Mobutu mandó un recado que fue tomado como amenaza: que el equipo no volviera al país si perdían ante Brasil por más de tres goles. La “meta” estaba siendo cumplida al minuto 79′, y sólo había que aguantar once minutos para no defraudar al dictador. Sin embargo, el árbitro sancionó un tiro libre muy cerca del área.

Y ante la desesperación por recibir el cuarto gol, apenas sonó el pitazo el que corrió hacia el balón fue el lateral derecho de Zaire, Mwepu Ilunga, para despejar. Por ello, recibió tarjeta amarilla. Luego, y pese a que el ejecutante fue Roberto Rivelino, la pelota se fue a cualquier lado. Brasil no anotó más goles y el plantel salvó su pellejo.

En 1997, y tras el derrocamiento de Joseph-Désiré Mobutu, Zaire dejó de llamarse así y retomó el nombre de República Democrática del Congo. Nunca más volvieron a un Mundial.

 

 

 

Seguir leyendo