*

Review | Saitama llega a las consolas con One-Punch Man: A Hero Nobody Knows

16 MAR 2020 / Reseñas

Review | Saitama llega a las consolas con One-Punch Man: A Hero Nobody Knows

Un juego que falla en algunos elementos pero que permite experimentar todo el poder de Saitama.


One-Punch Man, la aventura de Saitama, es uno de aquellos anime que salen de lo común, que con humor y una atractiva historia logran llegar incluso a aquellas personas que no son tan fanáticas del anime, por eso cuando fue anunciado el juego no debió sorprender a nadie.

One Puch Man: A Hero nobody Knows, es el nombre de este título basado en la obra de ONE y recientemente llegó a PS4, Xbox One y PC. El juego fue desarrollado por Spike Chunsoft, los mismos tras Jump Force, y tuvimos la oportunidad de probarlo en su versión de PS4.

Sobre el género, aunque es un título de peleas, nos permite recorrer la ciudad donde vive Saitama y se desarrollan los hechos del anime. A pesar de esto, el juego es muy diferente a otros del mimso estilo, ya que en vez de controlar a los personajes de la franquicia, es que creamos nuestro propio héroe, el cual debe ir escalando en el ránking de héroes, y siendo una especie de espectador y en ocasión protagonista de la trama.

Este elemento, sin duda es uno de los puntos que más le juega en contra al título, ya que al jugar un juego de One-Punch Man, uno espera revivir la historia de la mano de los protagonistas, y no de un personaje inventado, que sólo es un combinación de ataques de diferentes personajes. En este sentido, en ocasiones vemos a los héroes, y jugamos con ellos, los vemos en cinemáticas, los  cuales hace que nuestro personaje, incluso se llegue a sentir ajeno a la historia.

 

Pero volvamos a nuestro personaje, como ya mencionamos, este tendrá por objetivo ir subiendo en el ránking de la Asociación de Héroes, mientras va reviviendo y viendo la historia de Saitama, conociendo a los diferentes héroes y villanos y apoyándolos de la manera que pueda.

Las diferentes misiones, que en su gran mayoría son combates, también pueden ser trasladarse desde un punto A a un punto B, y sin duda luego de un rato se sienten bastante repetitivas, y algo tediosas. A pesar de esto, el poder revivir algunos de los momentos del anime y conocer a los personajes sin duda se siente bastante bien, sobretodo al momento de los combates.

Nuestro personaje, junto con las opciones de personalización, puede obtener diferentes ataques y habilidades de diferentes personajes, por lo que a medida que vamos avanzando en la trama, es que se puede ir modificando para adecuarlo al estilo de combate que más acomode al jugador. Lo mismo ocurre con su apariencia, ya que aunque al comienzo las opciones de personalización son limitadas, al avanzar podemos adquirir diferentes elementos para editar su apariencia.

Ahora, como ya mencionamos este es un juego de peleas principalmente, y sin duda lo más atractivo de los juegos de este estilo, son los combate con los diferentes personajes de la historia (y no con uno que parece un hijo no reconocido entre dos personajes de la serie), aunque en esta ocasión hay un pequeño gran problema, y es que los diferentes luchadores se van desbloqueando a medida que avanzas en la historia, por lo que te ves obligado a jugarla si es que quieres utilizarlos.

Esto sin duda se siente bastante mal, ya que si uno sólo quiere “jugar unas peleas” con los amigos, no puede a menos que haya avanzado en el título. De la misma forma, el juego no cuenta con ningún tipo de menú, y a todas las opciones se accede desde los NPC en la ciudad, volviendo más complicado algo que pudo ser mucho más simple.

Una vez ya con los diferentes personajes disponibles es que el juego se vuelve realmente atractivo, principalmente en el modo versus donde se puede jugar jugar contra otra persona con equipos de tres luchadores, y donde incluso podemos utilizar a Saitama, quien al igual que en el anime, puede derrotar a sus enemigos de un sólo golpe.

Para que Saitama no se encuentre desbalanceado es que el juego aplica un sistema bastantee atractivo y es que el héroe tarda un determinado número de segundos en sumarse al combate, por lo cual quien decida utilizarlo tendrá que sobrevivir con dos combatientes por un tiempo determinado antes de poder usar su poder.

En cuanto a la jugabilidad, el juego es bastante simple, con un sistema de combate que se basa principalmente en los autocombos, y que por supuesto cuenta con diferentes ataques especiales, los cuales en el caso de los personajes principales están acompañados cinemáticas bastante atractivas.

Finalmente One Puch Man: A Hero nobody Knows, es un juego con varias falencias, y que teniendo en cuenta que lo más atractivo en estos juegos es combatir con con amigos, deberás pasar un tiempo frente a la televisión antes de poder hacerlo con completa libertad. En cuanto a la creación de personaje, sin duda la personalización da bastante libertad, pero sin duda no es lo que uno busca en un juego de este tipo.

Seguir leyendo