*

De Dragon Ball a One Piece: Cuando el tiempo parece no avanzar en el Anime

17 MAR 2020 / Anime

De Dragon Ball a One Piece: Cuando el tiempo parece no avanzar en el Anime

Desde la destrucción en cinco minutos de Namekusei a los eternos partidos de los Super Campeones, aquí hacemos un repaso a esos momentos en que el tiempo parece funcionar de manera distinta en el anime.


Quedaban sólo seis minutos en el Torneo de Fuerza de Dragon Ball Super, pero todos los fans del anime sabíamos que eso se traducirá en al menos seis episodios de peleas entre el Universo 7 y el Universo 11. En otras ocasiones, un breve recuerdo durante una secuencia de acción extiende lo que sucede más de la cuenta.

El tiempo en el anime muchas veces parece detenerse en los momentos cruciales, ya sea en los casos de Dragon Ball, One Piece o inclusive Slam Dunk. Gran parte de las series han sufrido de este extraño fenómeno temporal.

Sin duda el caso más recordado es el de Dragon Ball Z, con la batalla entre Gokú y Freezer y la destrucción del Planeta Namekusei. En palabras del propio villano, sólo quedaban 5 minutos para su destrucción, pero en el intertanto pasaron y pasaron los capítulos y la explosión planetaria nunca llegaba. 

Al final, desde el anuncio de que Namekusei se destruiría al hecho, hay un total de 9 episodios (desde el 97 al 106) en la serie original.

Sacando la cuenta, si cada episodio dura alrededor 23 minutos, y les quitamos el opening y ending (1 minuto y 30 segundos cada uno), los episodios quedan con una duración de 20 minutos. Si esta duración la multiplicamos por la cantidad de episodios que duró la batalla, nos da un total de 180 minutos. Es decir en alrededor de 3 horas se tradujeron los 5 minutos de Freezer. 

Otro de los anime donde ocurría esto, aunque en menor medida, es en los Super Campeones. Junto con correr por una cancha que no se acababa nunca, el tiempo extra entre el partido de Newpi y el Franco Canadiense se extiende por seis capítulos. Es decir, alrededor de 120 minutos, pese a que en la vida real cada tiempo extra dura sólo 15 minutos.

Pero el fútbol no es el único deporte donde ocurre esto. En Slam Dunk, aunque la cancha no parecía medir kilómetros, hay momentos que si duraban una eternidad. Este es el caso del episodio 83 de la serie que lleva por nombre “La determinación de cuatro ojos”.

El capítulo en resumen gira entorno a una sola jugada en la cual Kogure anota un triple luego de no ser tomado como una amenaza por Ryonan. En el episodio, Kogure lanza el balón poco después del minuto 11, pero no es hasta el minuto 18 del capítulo en el que se logra ver que entra en la canasta. 

Fueron siete minutos del balón en el aire, mientras nosotros veíamos los recuerdos del esfuerzo de Kogure por formar parte del equipo Shohoku. 

Dejemos atrás los anime de deportes y volvamos a los combates. One Piece es otro de los anime donde ocurre este extraño suceso temporal y es que en el arco de Dressrosa, cuando Doflamingo activa su técnica Jaula de Pájaro que destruiría en poco tiempo el país, pasan más de 20 capítulos.

Lo peor es que a medida que el tiempo pasaba, la jaula parecía avanzar aún más lento y cuando sólo quedaban unos minutos para la destrucción del país, el combate se siguió extendiendo por una gran cantidad de capítulos. 

Al final sólo queda la duda si es que Doflamingo desconoce la verdadera velocidad a la que avanza su técnica o es que el combate ocurrió a una super velocidad y nosotros lo vimos en cámara lenta. 

Sin duda, este es un recurso que se seguirá utilizando en el anime y que la mayoría de las veces no molesta y ayuda a complementar de mejor manera aquellos emocionantes momentos finales en diferentes enfrentamientos. 

Y en tiempos en donde cada vez tenemos que pasar más tiempo en el hogar para evitar el contagio de coronavirus, quizás una buena opción de pasar el tiempo, precisamente sea ver momentos del anime que no parecen terminar nunca.

 

Seguir leyendo